NBA | NOTAS EN EL PARÓN

SUNS: hay un rayo de esperanza tras la llegada de Ricky Rubio

Los Suns siguen sin dar el gran salto, pero las nuevas incorporaciones y un estilo más acorde a sus puntos fuertes hacen creer a la afición.

Phoenix Suns
Christian Petersen AFP

BALANCE HASTA EL PARÓN:

26-39 (antepenúltimo de la Conferencia Oeste)

LÍDERES ESTADÍSTICOS:

Devin Booker: 26'1 puntos, 4'2 rebotes y 6'6 asistencias.

DeAndre Ayton: 19 puntos, 12 rebotes y 1'7 tapones.

Kelly Oubre: 18'7 puntos, 6'7 rebotes y 1'5 asistencias.

LO MEJOR: nuevo estilo y algún resultado 

Años y años vagando por el desierto no son plato de buen gusto para los aficionados de los Suns, ansiosos por regresar a la época en la que eran vanguardia de la NBA: cuando tenían a los Nash o Stoudemire en un conjunto que jugaba a muchos puntos y con un ritmo vertiginoso. Por nostalgia o porque de verdad se cree que va a funcionar Monty Williams, fichado el pasado verano, ha querido recuperar algo de esa filosofía con un base de ésos que sabe que, en materia de dirección, va a cumplir a rajatabla e incluso con creces: Ricky Rubio. El catalán necesitaba seguir contando con confianza tras la decisión de los Jazz de sustituirle y la de los Pacers de no contar con él cuando ya le tenían atado. Y se nota. Hay buena conexión con Devin Booker, quien lleva el peso de la anotación. Ha sorprendido lo bien que ha jugado, por ejemplo, con Aron Baynes y lo que el australiano ha evolucionado a su lado. Eso hace albergar algo de esperanza a la afición. El juego en ataque vuelve a ser algo loable y el fan tiene algo por lo que desvivirse y pagar por ver al conjunto de Arizona.

LO PEOR: la continuidad será su prueba

Como otros equipos (Grizzlies, por ejemplo), los Suns comenzaron la temporada con unas expectativas que con el paso del tiempo se han ido diluyendo. El Oeste es muy duro y falta alguna pieza más no ya para luchar por ganar el Anillo, algo imposible a día de hoy, sino para estar en la pelea constante por los últimos puestos de 'playoffs'. Ése debe ser su objetivo, para el que se ve que de momento no están preparados.

NOTA EN EL PARÓN: APROBADO 

Ésta es la sexta temporada en la que están en balance negativo, es por ello que hay que ponderar de dónde viene para darles una nota. Y se ve un progreso que hay que premiar y no hay un salto tan grande como para subir tantos peldaños.