EUROLIGA | CORONAVIRUS

Obradovic se va a casa y el Virtus da marcha atrás en Italia

El club boloñés ha suspendido sus polémicos entrenamientos. Por su parte, el entrenador del Fenerbahçe, con seis casos sospechosos, será repatriado en un vuelo fletado por Serbia.

Zeljko Obradovic.
Toms Kalnins EFE

La crisis del coronavirus sigue paralizando la vida en Europa y, por supuesto, el deporte. El Virtus Bolonia, equipo del norte de Italia y que el sábado anunciaba una polémica vuelta a los entrenamientos, ha dado marcha atrás tras recibir un aluvión de críticas y ha decidido cancelar la preparación de su plantilla. El trabajo se reanudó con estrictas medidas preventivas: solo dos jugadores a la vez en las instalaciones, uno en el gimnasio y otro en la cancha, y siempre tras haber higienizado todo antes y después de las sesiones.

Pero daba igual, porque suponía un riesgo innecesario y un mal ejemplo en un momento de aislamiento generalizado. Cerrado Arcoveggio, su centro de entrenamiento, los jugadores han recibido un plan individualizado para ejercitarse en casa, como ocurre, por ejemplo, con todos los equipos españoles. Los clubes italianos estaban autorizados a entrenarse, según recogía el decreto de marzo de su gobierno, pero el endurecimiento de medidas también ha cambiado el panorama. El Virtus se clasificó para los cuartos de final de la Eurocup.

Obradovic y los “seis casos sospechosos del Fenerbahçe”

En Turquía, los jugadores del Fenerbahçe de Estambul siguen en cuarentena a la espera de conocer el resultado de la prueba del coronavirus. En palabras del presidente del club, Ali Koc, "hay seis casos sospechosos en el equipo", no todos jugadores, de hecho, uno es miembro del staff, el delegado, el único que ha necesitado hospitalización. Estrellas como Kostas Sloukas continúan la cuarentena en su país, en este caso Grecia, después de haber recibido permiso para marcharse. Y Zeljko Obradovic, el entrenador, volverá a su Serbia natal junto a su familia, en un vuelo fletado por el gobierno serbio para repatriar a ciudadanos del país, como han confirmado las autoridades en los medios.