CORONAVIRUS

El Staples de Los Ángeles, presente en la mitad de los positivos de la NBA y la NHL

8 de los 16 casos de las dos ligas tenían partido en el pabellón en los dos últimos días de deporte en Estados Unidos antes del parón total del 11 de marzo.

El Staples de Los Ángeles, presente en la mitad de los positivos de la NBA y la NHL
DAVID MCNEW AFP

Un artículo de Los Angeles Times escrito por Nathan Fenno apunta al Staples Center como escenario compartido por la mitad de los positivos por coronavirus de dos de las grandes ligas de Estaso Unidos, la NBA (baloncesto) y la NHL (hockey sobre hielo). Se tratarían de los cuatro jugadores de los Brooklyn Nets (incluido Durant, que no jugó pero viajó con el equipo), los dos de Los Angeles Lakers y los dos de los Ottawa Senators (NHL). Los tres equipos disputaron partidos en el pabellón angelino los días 10 (Lakers-Nets) y 11 (Kings-Senators) de marzo. Ese día fue el último en el que se jugó en Estados Unidos. Esa misma noche se conoció el positivo de Rudy Gobert con los Utah Jazz a punto de saltar a la pista en Oklahoma para enfrentarse a los Thunder, la NBA suspendió el choque y paró toda la competición y el resto de torneos que quedaban en juego siguieron su ejemplo.

Para algunos expertos los eventos deportivos han podido tener un papel decisivo en la expasión del virus. En la NBA en concreto la cantidad de partidos que se juegan a lo largo de la semana, la cercanía del público a la pista o la posibilidad de que los peridistas entren en los vestuarios hace que se empiece a extender un término para referirse a los jugadores: super contagiadores. Unos días antes, el domingo 8, se jugó en el mismo escenario el gran derbi de Los Angeles, un Clippers-Lakers con lleno hasta la bandera. 19.000 personas, que son las que caben en los partidos de baloncesto en el Staples (más de 18.000 para los de hockey). Eso sin contar con los 1.700 trabajadores a tiempo parcial que están presentes en cada cita. Horas antes la NBA ya había pedido a las franquicias un memorando con medidas de prevenció y salud para evitar contagios en los pabellones. Tenían que estar preparados el martes 10, pero los acontecimientos se precipitaron.

Aunque en un principio la Liga parecía reticente a la suspensión, ya había tomado medidas días antes. Desde el 1 de marzo en el propio Staples se repartieron 120 botellas con gel desinfectante por todo el pabellón, incluidos los vestuarios, y se contrató a 85 personas extra de servicio de limpieza para trabajar después de los encuentros. Visto con los ojos actuales todo suena a poco. Sobre todo teniendo en cuenta que el primer caso confirmado de coronavirus en California se detectó el 25 de enero en el Condado de Orange, al sur de Los Ángeles. Desde entonces y hasta el 11 de marzo se celebraron 39 eventos en el recinto angelino: la entrega de los premios Grammy (26 de enero), el memorial por Kobe Bryant (24 de febrero), dos noches de rodeo, 12 partidos de los Kings de hockey y 19 de baloncesto entre Lakers y Clippers, entre otros. Inluidos tres encuentros en los últimos cuatro días antes de la suspesión total del deporte estadounidense.

Un calendario tan apretado y con tantas fechas a disputar como es el de la NBA ha podido jugar en contra en este caso. En la última semana de competición se puede relacionar a los Lakers con los otros 29 equipos de la Liga por sólo cuatro grados de separación. En siete días todos los equipos tuvieron contacto, ya fuera de forma directa o por medio de terceros, con el equipo angelino. Y no es con el único que pasa. Para agravar la situación, hay 11 pabellones en Estados Unidos que comparten franquicias de hockey y baloncesto, lo que incrementa las posibilidades de extender aún más el virus. En ese sentido el Staples Center es junto al Madison Square Garden el gran recinto estadounidense en cuanto a la organización de eventos se refiere. Es muy difícil encontrar algún día en el que no se esté haciendo algo dentro.

California es el tercer estado con más casos confirmados (más de 1.500 ya) y el Staples empieza a estar en el centro de las sospechas como posible foco de expansión. Al menos en lo que ha deportistas se refiere, la casualidad ha querido que así sea.