CORONAVIRUS

La NBA baraja jugar partidos en los pabellones de entrenamiento

Una de las posibilidades que está sobre la mesa de la NBA sería la de trasladar los encuentros a lugares de mínimo aforo por pura protección.

NBA, coronavirus
John Tlumacki THE BOSTON GLOBE

La nueva recomendación de los CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) en Estados Unidos ha abierto una nueva vía de trabajo, mucho más lenta, para intentar que la NBA retome su temporada y ésta no tenga que ser cancelada por completa. Serán dos meses como mínimo sin poder realizarse concentraciones de más de 50 personas, pero internamente se tiene un periodo de tres meses como escenario más optimista

La NBA mantiene un constante diálogo con las franquicias y sus responsables. Lo último que se ha hecho es informar a los jugadores de que pueden abandonar las ciudades donde juegan e irse a otras siempre que no salgan del país, para lo que deberán estar localizados constantemente y tener un permiso médico especial, y que extremen las medidas de precaución. No hay entrenamientos conjuntos, pero sí se puede acudir a las training facilities para hacer ejercicios individuales: a la entrada se les toma la temperatura y sólo pueden trabajar con un técnico. Así lo ha expresado la Liga en una circular que ha desvelado Tim Bontemps, de ESPN

Precisamente esos lugares, los centros de entrenamiento de las franquicias, son uno de los puntos calientes de discusión en la NBA ahora mismo. Son una alternativa real para celebrar partidos oficiales cuando se levanten algunas de las restricciones. ¿Por qué? No habría problema con la disponibilidad de los pabellones habituales de juego, no habría más que personal imprescindible e incluso se obligaría así a las retransmisiones televisivas a trabajar con contados recursos para producir la señal. Se ha preguntado a los equipos la disponibilidad para volver a jugar con público allá por julio y agosto, fuera ya del recorrido habitual de una temporada, pero para partidos que no sean de rondas finales la opción de los gimnasios particulares que sí son propiedad de las franquicias es totalmente viable. 

RELACIONADO | Los Lakers son los que más dinero perderán en entradas 

RELACIONADO | El descuido de Rudy Gobert que salvó a Estados Unidos 

La reducción de costes en una temporada en la que se van a perder muchos millones va a ser fundamental. Por ello se ha planeado la cancelación definitiva de la G-League y se verán otro tipo de medidas. J.B. Lockhart, el responsable del área financiera de la NBA, está elaborando un plan más detallado para hacérselo llegar a los propietarios de las franquicias, ya que también jugará un papel importante en cómo, si es que se puede, se puede reconducir la parte final de la temporada.