CORONAVIRUS

En la NBA sí redimen a Gobert: "Ha salvado a Estados Unidos"

Al francés Rudy Gobert le llueven improperios, pero su positivo fue la señal definitiva que necesitaban muchos para tomar conciencia...

0

Estados Unidos ya está en estado de emergencia nacional, decretado así por el presidente Donald Trump en el día de ayer, y la tensión se palpa en el ambiente. Que la NBA ya sea un tema menor de discusión no ha frenado, sin embargo, la ola de vejaciones hacia Rudy Gobert tras el rápido descontrol del coronavirus

El francés fue el primer caso de positivo en la NBA. Poco después se conoció el contagio a un compañero, Donovan Mitchell. Hasta ahora, los únicos dos casos que se conocen en la Liga. El caso del pívot fue el que, en la noche del miércoles, precipitó la suspensión de la temporada (de momento es de 30 días, pero puede ir a más). La pátina de irresponsabilidad y poco conocimiento de Gobert con el infame episodio de los micrófonos es lo que quizás ha hecho que su figura pública quede no denostada sino denostadísima, ya que algunos le ven como aspersor de la enfermedad... pero una cosa no quita a otra.

En las últimas horas se ha conocido la noticia de que un joven al que le firmó un autógrafo también ha dado positivo. Se le han vuelto a echar encima aun sin saber quién fue el que contagió a quién y sin contar con que podía haber ocurrido igualmente aunque se hubieran tomado más medidas de precaución. Algunos compañeros de profesión, como Jordan Bell, han salido al paso pidiendo más respeto para Rudy Gobert, que no deja de estar enfermo por el COVID-19

Bruce Arthur, periodista de The Star, le califica de "héroe idiota-accidental" y menciona a un directivo del que conviene recoger una declaración sobre la que reflexionar: "Honestamente, Rudy Gobert ha salvado a América". Restándole el componente literario, el hecho es que el conocimiento del positivo de este jugador fue el que obligó ya sin más remedio a la NBA, competición modélica tanto en aspectos deportivos como extradeportivos, a parar las máquinas. Después de la NBA han ido muchas otras. El ejemplo, pese a que en este caso sea negativo, es lo que ha abierto los ojos al país, al mundo del baloncesto y, por supuesto, al propio Gobert, para concienciarse de qué es el coronavirus y cómo se le debe combatir.