NBA | NUGGETS 109 - BUCKS 95

Los Bucks se alejan de las 70 victorias con el equipo en cuadro

No sólo faltó Giannis Antetokounmpo, sino que tampoco estaban Middleton, Lopez, Bledsoe... Los Nuggets lo tuvieron más sencillo de lo habitual.

0

La pequeña gira que los Bucks tenían por el Oeste ha terminado y lo ha hecho bastante mal. Tres de tres, pero derrotas. La cosa se puso fea en el Staples con LeBron James pasando por encima de Giannis Antetokounmpo y con el griego teniendo que tomar precauciones en los dos siguientes compromisos por un golpe en la rodilla. Sin el MVP de la temporada pasada, el faro que guía al equipo de Mike Budenholzer, estos Bucks tiene un problema y de los gordos (como, por otra parte, es lógico). El recurso de dejar que se la juegue el crack cuando no hay más ideas no valía y se han dejado por el camino dos encuentros, tres sin contamos el primero de Los Ángeles, que les pueden impedir entrar en alguno de los apartados de los libros de récords que tenían al alcance de la mano: por ejemplo, tendrían que ganar todo hasta el final de la fase regular si quieren llegar a las 70 victorias, un hito que sólo han conseguido los Bulls de 1996 y los Warriors de 2016... 

La de Anteto no fue la única baja de Milwaukee en el Pepsi Center y los Nuggets lo aprovecharon. Tocaba dar descanso a los que habitualmente juegan más minutos en lo que es un claro mensaje a navegantes: los Bucks tienen bien amarrado el liderato y van a empezar a bajar el pistón de cara a los playoffs, la verdadera prueba de fuego. Khris Middleton, Brook Lopez, Eric Bledsoe, además de jugadores de rotación como el veterano Marvin Williams y el joven Donte DiVincenzo. Y cayeron, 109-95, ante unos Nuggets que no desaprovecharon la oportunidad. 

El impulso de Matthews, uno de los habituales que quedaban jugando para los Bucks, en ambos lados retenía de primeras a los locales. No tardaría mucho en llegar la primera ventaja larga, sin embargo. Tres triples casi seguidos de Jerami Grant en el primer cambio de cuarto ponían a los Nuggets por encima de los 15 de ventaja. Parecía mal momento para luchar, pero lo hicieron los menos habituales de los de Wisconsin con la esperanza de sorprender a su entrenador y tener más hueco la próxima vez: Brown y Wilson, que ya destacaron la temporada pasada en momentos importantes, fueron los más entonados junto a alguien que falla poco, Korver (23). 

Tras el impulso del mencionado Korver en el segundo acto, muy falto de ritmo llegó el tercero. Ahí rascó un poco Milwaukee, pero no lo suficiente como para que a los Nuggets les entraran las dudas que sí les han entrado en alguno de los últimos partidos. Murray (21+6) estuvo seguro en la dirección y se vio a un Milsap (20+10), termómetro de las opciones de este equipo en postemporada, más que correcto. Con ello poco pudieron hacer unos Bucks que ya se dejaron llevar en los últimos minutos.