REAL MADRID

Laso combate las bajas con Usman Garuba y el triple poste

El técnico del Madrid utiliza tres pívots a la vez con un gran protagonismo del canterano como recurso para tapar las ausencias exteriores. Mejri, dos semanas KO.

Usman Garuba, pívot del Real Madrid.
DANI SANCHEZ DIARIO AS

El Real Madrid arrancó la semana pasada en Milán con cinco bajas y la cerró con seis ante el Zaragoza. Causeur se reincorporó el jueves frente al Villeurbanne pero Taylor viajó a Suecia por un asunto familiar grave, mientras que Llull, Deck, Randolph y Mickey continuaban lesionados. A ellos se unió el sábado Mejri. "El parte de guerra", como ha bromeado algún día Laso, puede recibir actualizaciones positivas entre "viajes y lesiones que exprimen al equipo". Deck (tres partidos ausente por el codo) y Mickey (cuatro por un fuerte esguince) no están descartados ante el Estrella Roja este jueves (21:00, Dazn). Taylor puede volver a tiempo. Y a Llull (sóleo) y Randolph (pulgar de la mano izquierda) aún les quedan cerca de dos semanas y un mes, respectivamente.

Frente al Casademont actuaron los canteranos Spagnolo, Tisma, Nakic y Garuba. Este último, que el lunes cumplió 18 años y ya aparece en algunas previsiones entre los diez primeros del draft de la NBA de 2021, ha ayudado a tapar huecos con nota. "Fue clave para ganar al Villeurbanne", dijo Laso, que tres días después repitió elogios: "Ha jugado muy bien, nos da mucha energía". Desde la Copa, cuando empezó el nuevo aluvión de bajas, el Madrid ha ganado seis partidos para alargar la racha a un 12-0 (la mejor de un curso en la que va 45-11) y en los seis Garuba ha sido titular con una media de 22 minutos. Su presencia garantiza rebote, defensa, intensidad y ampliar la rotación ("Me gustaría ganarlo todo con el Madrid", asegura).

El pasado 14 de diciembre ante el Betis el técnico innovó con tres pívots a la vez en pista (Randolph, Thompkins y Tavares). Salió bien y repitió. Un recurso que ha vuelto a usar ahora que faltan piezas en el perímetro, aunque esta vez con Trey de falso alero, Garuba de cuatro y Tavares. El triple poste, que nos explica el propio Laso: "Cada uno tiene una posición y Thompkins y Randolph son cuatros, pero los jugadores de tanta calidad suelen acoplarse a otras circunstancias. Tratamos de cubrir las bajas exteriores alargando la rotación interior con tres hombres grandes. Si lo leemos bien podemos obtener ventajas ofensivas, aunque atrás suframos e intentemos arreglarlo tácticamente (de ahí las defensas en zona). Cuando construyes un equipo siempre piensas en todo lo que puede pasar durante la temporada, en las lesiones y activas situaciones especiales. Tres interiores generan un problema de espacios, de concepción del juego, pero el equipo lo lleva bien".

Mejri, unas dos semanas de baja

El pívot tunecino Salah Mejri (2,17 m y 33 años) sufrió en el entrenamiento del sábado un nuevo problema en el pie izquierdo, el mismo que le tuvo 18 partidos y dos meses fuera de combate por una fractura por estrés. Ahora parece que no hay nada roto, pero estará al menos dos semanas KO. Volvió a mediados de diciembre y en ningún momento ha logrado entrar en la rotación. En la Euroliga, por ejemplo, apenas acumula 30 minutos en los seis encuentros en los que ha participado.