RESUMEN DE LA JORNADA

"Buen partido, dura derrota, a quién le importa"

Con esta frase se podría definir el resumen de una jornada marcada por la trágica muerte de Kobe Bryant, que ha estado presente en cada uno de los partidos de la noche.

Los seguidores de los Lakers rinden tributo a Kobe Bryant
AaronP/Bauer-Griffin GC Images

DENVER NUGGETS 117 - 110 HOUSTON ROCKETS

Un ambiente sombrío. Como en todas las canchas de la NBA. Así se resumen lo que se vivió en el Pepsi Center. “Tengo que ser honesto, no estaba en mi mente la derrota. Este dolor no desparecerá pronto. Ni siquiera tienes que ser un aficionado al baloncesto para sentir ese dolor”, dijo Austin Rivers. Kobe siempre fue abucheado en Denver, con más vehemencia que en otras pistas de la Liga, pero en esta madrugada solo se escuchaba ‘¡Kobe! ¡Kobe! ¡Kobe!’. “Esto es muy difícil. No tengo palabras. Nunca habrá otro como él. Todavía estoy tratando de procesarlo”, señaló PJ Tucker, uno de los veteranos del Houston junto a Tyson Chandler, que batalló una y mil veces con la Mamba Negra. Ambos se mostraron especialmente afectados durante el encuentro. “Todos lo admirábamos”, sentenció Michael Porter Jr.

SAN ANTONIO SPURS 106 - 110 TORONTO RAPTORS

"Buen partido, dura derrota, a quién le importa". Así de claro se mostró Gregg Popovich, entrenador de San Antonio Spurs, tras la derrota en Toronto ante los Raptors. Ninguno de los dos equipos quería estar en la cancha, pero jugaron para honrar a uno de los más grandes de siempre. Homenajearon a Kobe dejando pasar las dos primeras posesiones: 24 segundos, el dorsal de Bryant, sin moverse. “Piensas en su familia y amigos y en la situación que están pasando. Solo quieres irte a casa y besar a tus hijos y a tu esposa. El resto es irrelevante en este momento”, dijo Marc Gasol. “Kobe significaba todo para mí. Todo lo que aprendí vino de él. Sin él, yo no estaría aquí. No tendría amor, no tendría pasión, no tendría el impulso. Todo vino de él”, declaró un emocionado DeMar DeRozan.

NEW YORK KNICKS 110 - 97 BROOKLYN NETS

La Meca del baloncesto rindió también un especial homenaje a Kobe Bryant. Kyrie Irving no jugó por motivos personales: era un gran amigo del fallecido jugador. Spencer Dinwiddie, jugador de los Nets, fue uno de los más afectados. Nacido en Los Ángeles, creció bajo la influencia de la Mamba Negra: “Fue nuestra infancia”. “Alguien me dijo que Superman no puede morir y para nosotros fue superman”, dijo a su vez Marcus Morris en un encuentro que ganaron los Knicks, a los que Kobe, en ese mismo pabellón anotó 61 puntos. Fue el récord de siempre en el Madison hasta que Carmelo Anthony le superó por un tanto.

MEMPHIS GRIZZLIES 114 - 109 PHOENIX SUNS

“No hay guion para un día como hoy”. Así resumía Monty Williams, entrenador de Phoenix Suns, el partido ante Memphis horas después de la noticia sobre la muerte de Kobe Bryant. “Es una noche difícil para todos”, aseguró Ja Morant. El FedEx Forum rindió un minuto de silencia antes del salto inicial y los dos equipos homenajearon a la leyenda fallecida con dos infracciones: los Grizzlies dejaron correr los 24 segundos de su posesión y los Suns se quedaron en su campo 8 segundos. Los dos números que lució el escolta en sus 20 temporadas en Los Angeles Lakers.

NEW ORLEANS PELICANS 123 - 108 BOSTON CELTICS

Triunfo de los Pelicans ante Boston con 21 puntos y 11 rebotes de Zion Williamson.

ORLANDO MAGIC 97 - 112 LOS ÁNGELES CLIPPERS

Los Clippers ganaron un partido en Orlando que nadie quería jugar. Nadie quería estar. Doc Rivers, entrenador angelino, fue uno de los más afectados por la muerte de Kobe, con quien se vio las caras en dos Finales de la NBA cuando dirigía a Boston Celtics. “No estábamos preparados para esto, ninguno lo estaba. Kobe tenía relación con mucho de los chicos del vestuario. Estaba preocupado. No sabía si podrían superarlo”, dijo el técnico, que habló ante la prensa con lágrimas en los ojos. “Fue difícil, pero esto es lo que él hubiera querido”, aseguró Aaron Gordon, pívot de la franquicia de Florida.

ATLANTA HAWKS 152 - 133 WASHINGTON WIZARDS

Trae Young cambió su habitual número 11 al principio del partido por el 8, en honor a Kobe Bryant. “En una de las últimas conversaciones que tuvimos me contó cuánto me había visto progresar y que estaba feliz por mí. Dijo lo orgulloso que estaba de mí y cómo quería que siguiera siendo un modelo para los niños”, comentó el base, que lanzó exactamente 24 tiros, el dorsal que lució el fallecido jugador en la segunda etapa de su carrera. A Young se le vio minutos antes de comenzar el duelo profundamente dolido, abrazado a su madre con lagrimas en los ojos El veterano Vince Carter se mostró especialmente afectado: se enfrentó en innumerables ocasiones a Kobe.

PORTLAND TRAIL BLAZERS 139 - 129 INDIANA PACERS

El dolor por la muerte de Kobe salpicó todo el partido entre Portland Trail Blazers e Indiana Pacers en el Moda Center de Oregón. Bryant fue un duro rival para la franquicia rival, pero toda la afición se olvidó de las antiguas batallas y lloraron la muerte del escolta: camisetas con su nombre y 24 segundos de silencio en su memoria. “Cada vez que jugabas contra él sabías que iba a hacer su mejor esfuerzo. Esa era la manera en la que jugó toda su vida”, dijo Terry Stotts, entrenador local. Por su parte, Nate McMillan, técnico visitante, dirigió como ayudante a Kobe en la selección de Estados Unidos: “Quería ser como Mike y ahora los niños querían ser como él. La atención que recibió en los Juegos de Pekín… Fue irreal ver cómo los aficionados lo trataban y lo respestaban”.