LIGA ENDESA | BARÇA

El resurgir de Álex Abrines: 18 puntos en 22 minutos

El escolta balear realizó ante el Montakit Fuenlabrada en el Fernando Martín su mejor partido desde que regresó a España desde la NBA.

Álex Abrines (26 años y 1,98 m) se reencontró este domingo ante el Montakit Fuenlabrada con su mejor versión. El escolta balear acabó su duelo en el Fernando Martín con 18 puntos (13 de ellos en el segundo tiempo), 4 de 7 en triples y 15 de valoración en 22 minutos de juego. Logró 0,8 tantos por minuto. Fue su mejor marca anotador de la temporada entre los 17 partidos disputados en la Euroliga y los 16 en la Liga Endesa. Su tope hasta la fecha eran 16 contra el Asvel francés en la máxima competición continental. Una magnífica actuación para un jugador que pasó un auténtico calvario el año pasado.

Abrines regresó este verano a España tras dos temporadas y media en la NBA. Drafteado por Oklahoma City Thunder en 2016, el internacional español había encontrado su hueco en la rotación del equipo como especialista desde el perímetro. Sus habilidades defensivas crecían temporada tras temporada, lo que le permitió arañar más minutos en cancha: pasó de los 15 como rookie a casi 20 en su último curso.

La actuación de Álex Abrines

A pesar de ganar peso e importancia en OKC, Abrines desapareció misteriosamente. El 1 de febrero de 2018 disputó ante Miami Heat su último encuentro en la NBA. Días más tarde, la franquicia anunció que ambas partes separaban sus caminos de mutuo acuerdo. El motivo se desveló meses más tarde: el jugador batallaba contra una depresión.

"En noviembre de 2018 noto que las cosas se empiezan a romper. Después de cada partido o cada entreno pensaba que estaba en una mala racha pero que estaba jugando bien. Sientes que vas a estallar. Pasaban los días y no mejoraba. Era luchar contra un muro. Cada día estaba peor. No disfrutaba. No me gustaba jugar ni entrenar. Sentía más presión de lo normal. El día 25 contra los Rockets fui al pabellón, voy a hacer tiros y estaba KO. En base a aquel momento hablo con el club, que lo entiende todo. Me aparto del equipo y empiezo a ir al psicólogo. Me reincorporo durante un mes, juego un par de partidos pero les digo que no puedo más", explicó en Rac1.

El pasado verano, anunció su reaparición a través de un vídeo y el Barça, su último equipo antes de dar el salto a la NBA, hizo oficial un fichaje que se llevaba mascullando por el mundo del baloncesto desde muchos meses atrás.