Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

BILBAO BASKET

El Bilbao protesta ante la ACB por el arbitraje de Badalona

Seguirá los protocolos establecidos por la Asociación de Clubes en situaciones como estas, sin levantar la voz tipo Madrid el año pasando amenazando con irse de la Liga. La plantilla trata de aislarse.

El Bilbao protesta ante la ACB por el arbitraje de Badalona
Quique García EFE

El Bilbao Basket no quiere pasar una excesiva factura con el pésimo arbitraje del pasado domingo en Badalona. El club, a través de los directores general y deportivo, han elaborado un informe videográfico con las jugadas que siembran su malestar para expresar una queja formal ante la ACB. Suelen ser recursos que valen para bien poco, pero quedarse callados tampoco parece recomendable ante un desaguisado tan grande. Nadie en el club achaca la derrota al trabajo de Jordi Aliaga (al que está promocionando mucho últimamente la Liga), Jorge Martínez y Rubén Sánchez, pero hay mucho en juego en cada jornada y alguien tiene que ser responsable de sus errores. Se van a seguir los protocolos habituales marcados por la Asociación de Clubes. Nada de poner el grito en el cielo o montar el circo del Madrid el año pasado de amenazar con abandonar la Liga, desde luego, pero el Bilbao basket no quiere que le tomen por una entidad dejada, un recién llegado desde LEB Oro que hace vista gorda ante estos episodios.

La plantilla ha regresado a los entrenamientos esta tarde con la consigna clara de que lo del sábado no existe. Nadie se quiere meter en charcos, al margen de la educada queja de Mumbrú en el propio Olímpic."Fue una derrota dura, hicimos un buen partido pero lo perdimos, tenemos que mejorar", despejó el capitán Schreiner. Se le preguntó por si los tres de naranja les llegaron a desestabilizar, y lanzó más balones fuera. "Solo pensamos en lo que depende de nosotros, hicimos cosas no tan buenas y en eso estamos concentrados". Y más allá: ¿tienen que mejorar más ellos o los árbitros?, se le lanzó. "Nosotros no podemos mejorar a nadie. Son factores que no dependen de nosotros. tenemos que olvidarlo". 

El base austríaco se saca de encima estas cuestiones tan peliagudas con una respuesta al uso: "Podemos pensar mucho en ese partido, pero no sirve para nada, lo que si nos vale es entrenar, este próximo partido es en casa, y aquí estamos muy fuertes". No descubre si había indignación el domingo en el vestuario visitante del Olímpic. "Si pierdes un partido estás triste, estábamos jodidos, con ganas de esperar el siguiente, esperamos que Miribilla esté lleno otra vez". Para el base del RETAbet llega una cita especial, ante el Andorra, en el que estuvo cinco años "muy buenos". "Tengo muchos amigos pero cuando empiece el partido me voy a olvidar", amenaza entre risas.

Rigo siguió en esa línea de discreción: "No nos fijamos en esas cosas (sobre el tema arbitral)". Los gestos de Omic y su tendencia a hacer 'flopping' no son del agrado de la plantilla vizcaína, pero el escolta balear no echa más leña al fuego. "Cada uno es como es, alguno resulta más expresivo, son cosas externas que no nos influyen para nada". Y sobre la jugada de Brown (técnica por tocar un balón tras mate, aunque sin desplazarlo, ya que el equipo había sido advertido previamente), todos estaban incrédulos: "Se encontró el balón, pero no tenía intención de molestar ni parar el juego No sé si se ha enterado de lo que le pitaron, se lo explicaremos", indicó. Sobre la queja del club, Rigo es realista, "no sé si servirá para algo, pensamos en el Andorra", señala el escolta, que va rascando minutos tras llegar lesionado en pretemporada. Su amigo López-Aróstegui fue designado Jugador de la Jornada 11 de la Liga Endesa, tras firmar 18 puntos y 25 de valoración en la victoria del Joventut (97-86) ante el RETAbet.