ACB | CANARIAS 94 - BETIS 89

La remontada tinerfeña rompe la ilusión de un Betis en descenso

El Betis llegó a los minutos finales por delante, pero los tiros de Salin y Yusta y la dirección de Marcelinho Huertas pudieron con las ganas béticas.

Sasu Salin, acompañado por su escudero Santi Yusta, lideraron la reacción final del Iberostar Tenerife hoy ante el Coosur Real Betis (94-89), un duelo que se decidió en un último cuarto en el que hubo de todo, máxima diferencia del equipo andaluz (59-69) y un parcial de 8-0 para los canaristas que terminaron ganando el choque.

Duelo vital para los dos equipos, pero parece que el equipo tinerfeño necesita verse con la soga al cuello para reactivarse. Una vez más sucedió hoy y tuvo que intervenir Sasu Salin, ausente la mayor parte del choque, para anotar dos triples consecutivos para volver a poner a su equipo en el partido. Junto a él, el trabajo oscuro de Santi Yusta y luego el resto del equipo que logró que la victoria se quedara en casa y así mantenerse en los puestos altos de la clasificación.

El Iberostar Tenerife, liderado por Gio Shermadini y Dani Díez, empezó a dominar el partido, pero ante un Coosur Betis que nunca perdió el control del mimso y supo, a base de un buen trabajo defensivo, mantenerse dentro del choque y no permitir que su rival tomara claras ventajas.

El conjunto andaluz se puso por delante después de un triple anotado por el ex canarista Tobías Borg, pero de nuevo los tinerfeños tomaron el control del juego y del marcador, siempre actuando con su juego interior que es lo que más beneficio le estaba dando, salvo aisladas acciones de Yusta.

No cambió la dinámica del juego en el segundo cuarto y el Iberostar Tenerife no lograron tomar el control definitivo del choque. Los béticos también jugaron con acierto con su juego interior y eso les llevó a mantenerse igualado en el partido.

Un triple de Huertas a dos minutos de terminar el segundo cuarto supondría la máxima ventaja para los canaristas (39-32), que al final quedó en 3 (40-37) al descanso.

Tras la salida de vestuario se esperaba un cambio en el juego local, pero no fue así, y fue el conjunto andaluz quien estuvo más acertado con un Whitington muy intenso y un Tobías Borg también muy intenso. El Real Betis se fue hasta los nueve puntos (55-64 y a los diez (59-69) en el inicio del último cuarto.

Pareció que, como en otras ocasiones, se activó la "alarma" en el cuadro lagunero y empezó a realizar un mejor juego defensivo y a su vez con mayor acierto en ataque. Con 63-71 (min.32) apareció Sasu Salin que con dos triples consecutivos puso a su equipo 69-73.

Yusta aportó para el 71-73 en un periodo del juego en el que el Coosur Betis se "desconectó" del partido y del banquillo no encontraron solución para recuperar el liderazgo, más aún cuando seis minutos antes el partido lo dominaba por diez puntos y un rival "tocado".

En los últimos minutos del partido, ya el Iberostar Tenerife estaba crecido, pero sobre todo, tuvo paciencia para poder jugar con acierto los minutos finales donde cabe destacar la buena dirección de Huertas, el poder interior de Shermadini y el acierto, de nuevo, de Yusta y Salin.

Con tres puntos arriba y a falta de cinco segundos, Conger tuvo la oportunidad de empatar el choque, pero falló en su lanzamiento de tres. Al final, 94-89 un triunfo importante para los de Txus Vidorreta.