EUROLIGA | 10ª JORNADA | KIROLBET BASKONIA 70-ZENIT SAN PETERSBURGOS 60

El Baskonia no falla ante el último: victoria ante el Zenit

Los vitorianos ganaron con 20 puntos (superó los 1.500 en la Euroliga) y 24 de valoración. Quinta victoria en el torneo para los de Perasovic.

Jugar ante el colista después del subidón del miércoles con el CSKA conlleva peligro de relajación. El Kirolbet sumó su quinta victoria de la temporada regular pero comenzó muy frio en el Buesa Arena (2-8, min. 4). Shengelia consiguió su punto 1.500 en la competición pero se marchó al banquillo con problemas de faltas. Cuando parecía que los de Perasovic iban a ponerse por delante para llevar la iniciativa de verdad (empate a 10) Joan Plaza metió en el partido a Ayón y, en pocos minutos, hizo 8 puntos. Shields, que era duda hasta los momentos previos al choque, también jugó al final del primer periodo. La peor noticia, que Garino se lesionó en un encontronazo con Colton Iverson y se tuvo que marchar a los vestuarios con una lesión de rodilla.

El conjunto vitoriano trabajó a destajo en el segundo cuarto. De hecho, en los primeros 9 minutos, Zenit sólo llevaba 7 puntos. Eric desactivó a Ayón (fue mejor antídoto que Fall) y Diop volvió a estar muy inspirado en varias facetas. Está claro que pide a gritos más minutos en la rotación. Con el 20-18, el conjunto vasco empezó a coger el protagonismo en el luminoso y en el 18, ya se había ido con un 34-25. Velimir Perasovic volvió a meter en la cancha, de forma simultanea, a Diop y Eric con lo que la pintura empezó a coger color azulgrana. La sensación de superioridad era evidente pero las distancias no eran lo suficientemente elocuentes para estar tranquilos.

Los vascos se pusieron 10 arriba con el 38-28 pero bajaron un poco los brazos y el equipo de Joan Plaza lo aprovechó poniéndose 44-42. Perasovic llamó a los suyos y les pidió una reacción. El parcial de 8-0 volvió a colocar las cosas en su sitio. Shengelia anotaba y Diop hacía el trabajo de intendencia. En el Zenit, destacaba Ayón que llevaba 16 puntos en la recta final del tercer cuarto. Los porcentajes de triple de los rusos eran paupérrimos y perdían demasiados balones. Un triple de Diop colocó a los locales de nuevo 13 arriba (57-44) y a partir de ahí, Kirolbet supo manejar las diferencias para sumar su quinta victoria en Euroliga. Una técnica de Renfroe por protestar supuso la puntilla para los de San Petersburgo.