Competición
  • Europa League
  • Euroliga
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Alba Berlin ALB

-

Fenerbahce FNB

-

Anadolu Efes IST

-

Maccabi TEL

-

CSKA CSK

-

Kirolbet Baskonia Kirolbet Baskonia

Fase de Grupos - Jornada 9

80

Finalizado

70

CSKA CSKA
  • 1C24-19
  • 2C21-23
  • 3C17-17
  • 4C18-11

BASKONIA 80- CSKA MOSCÚ 70

Un gran Shengelia lidera al Baskonia ante el CSKA Moscú

El Baskonia hizo muy buen partido y los jugadores salvaron la cabeza de su entrenador a pesar de la tensión y el agarrotamiento.

El club quería que el equipo compitiera y devolviera a la grada la ilusión por ganar. De lo contrario, lo normal es que Perasovic hubiera sido cesado. Y la verdad es que los jugadores hicieron un muy buen partido en líneas generales y salvaron la cabeza de su entrenador a pesar de la tensión y el agarrotamiento. En caso de haber perdido, el croata habría seguido al frente pero, encima ganando al campeón de Europa, la grada acabó coreando su nombre. La mala noticia previa de la ausencia de Shields (lesión en el hombro) activó la ficha del joven Lautaro, que se sentó en el banquillo pero no tuvo minutos.

Itoudis sabía del efecto moral que podría crear si metía a los tres ex – baskonistas en el quinteto ideal y eso fue lo que hizo. Hilliard, James y Voigtmann saltaron a la cancha de salida. Pero el alemán falló un triple lateral y recibió un tapón de Fall a las primeras de cambio. Baskonia, de hecho, arrancó con un parcial de 9-0 y llegó a estar 11 puntos arriba con el 14-3.

A CSKA le costó cinco minutos anotar (primera canasta con un triple de James) pero luego hizo 17 puntos en tres minutos. Además, cargó a Shengelia con su segunda falta personal y Polonara tuvo que comparecer antes de lo que le hubiera gustado a Perasovic. A propósito, en un tiempo muerto hubo tensión entre el técnico croata y el Pato Garino, que terminó lanzando una botella al suelo de malas maneras.

Kirolbet recibió dos antideportivas en el segundo cuarto. Una de Vildoza sobre James y otra de Henry sobre Baker. A pesar de ello, se fajó en defensa y fue efectivo en ataque (llegó al descanso con 45 puntos). Con el empate a 33, en cualquier caso, CSKA puso las tablas en el choque y luego estuvo en dos ocasiones por delante (33-34 con un tiro libre de Baker por primera vez).

Miguel González entró en el minuto 18 (hasta ahora su presencia era testimonial) y Perasovic jugó, simultáneamente con Diop y Eric en cancha porque era consciente de que tenía que arriesgar para salvar su pellejo. El nigeriano falló dos tiros libres a falta de 15 segundos para el descanso y James cerró el ciclo con un triple que dejaba el marcador en un inquietante 45-42.

Hackett vio su cuarta personal muy pronto y tuvo que marcharse al banquillo tras aportar mucho en ataque. Baskonia entró en bonus demasiado pronto en el tercer periodo (faltaban 6:30 para el final del mismo) y Strelnieks se convirtió, junto a James, en el artillero ruso. El partido se volvió un poco loco y los árbitros cambiaron de criterio continuamente: primero lo pitaban todo y luego casi nada. A pesar de que CSKA llegó a estar 3 arriba con el 54-57 del minuto 27, un parcial de 8-0 favorable a los vitorianos volvió a dejar a los de Perasovic por delante a falta de diez minutos para el final del compromiso (62-59).

Nada más iniciarse el último cuarto, CSKA llevaba 9/31 en tiros de 2. Baskonia empezó haciendo daño con el bloqueo y continuación de Henry y Eric mientras que los moscovitas se iban cargando de faltas y veían desfilar a sus jugadores por eliminación (Bolomboy y Hines). Con coraje, sentido y paciencia la brecha se fue abriendo y Kirolbet sumó un triunfo de prestigio que da oxigeno a un técnico que estaba en la cuerda floja. El viernes llega el Zenit a Vitoria, que está ya concentrado en Bilbao entrenando en las instalaciones que le he facilitado Retabet. El martes jugó en Valencia y no tenía sentido regresar a Rusia.