REAL MADRID

Usman Garuba se presenta a lo grande con el Real Madrid

El canterano del equipo blanco ha batido registros de Doncic. Lleva dos partidos como titular con 17 años y 6 meses y ha logrado un doble-doble. "Aporta muchas cosas", dice Laso.

En 48 horas, las que separaron el estreno liguero del Real Madrid en Badalona del duelo del domingo ante el UCAM, Usman Garuba ha escrito un brillantísimo capítulo de precocidad en España. El pasado viernes, con solo 17 años y 6 meses (nació el 9 de marzo de 2002), salió de titular, algo que no había ocurrido nunca en el equipo blanco, y dejó muy buenas sensaciones en la apertura del curso (5 tantos, 2 capturas y 1 tapón). Dos días después repitió a lo grande: 13 puntos, 10 rebotes y 2 gorros para 24 de valoración en 22 minutos. El más joven en lograr un doble-doble en la Liga Endesa por delante de Luka Doncic (17 años y 9 meses) y Ricky Rubio (18 y 3). Hasta el domingo ningún menor había atrapado 10 rebotes en un encuentro (Doncic lo hizo con 18) y solo Ricky había alcanzado los 24 créditos con menos edad.

Un debut a lo grande como integrante a todos los efectos de la primera plantilla, en una carrera ya de por sí meteórica desde la base. Porque Garuba, que llegó en 2013 a la cantera blanca, no ha parado de romper registros y acaparar titulares. En infantil y cadete arrasaba por tamaño. Media dos metros con 14 años (ahora está en 2,03 y cerca de 2,20 de envergadura), pero detrás de ese dominio físico se intuía algo más. Había un jugador especial por intensidad, movilidad, aptitudes técnicas e inteligencia. En 2016 logró el oro con España en el Europeo Sub-16 y fue el MVP, un gran éxito que se convierte en extraordinario al recordar que lo hizo ¡con 14 años! Un hecho sin precedente en los campeonatos de selecciones de formación. Y tras la plata de 2017, el pasado agosto repitió oro, ahora con la Sub-18.

Su estreno oficial con el Real se produjo el 28 de octubre de 2018 (16 años y 7 meses), el pívot más joven de siempre en una pista de la ACB y el tercer jugador madridista más precoz solo superado por el fenómeno Doncic y por Roberto Núñez. Y pudo batir a los dos si un año antes, con apenas 15, llega a saltar a cancha con el cambio ya pedido en un partido en Burgos.

Su arranque de curso es el comienzo de una carrera en la élite, pero a la vez la guinda a un año casi perfecto, donde al oro Sub-18 ha unido los títulos de campeón de España y de la Euroliga júnior. Este verano, el club le recordaba en las redes sociales todos los éxitos recientes y Garuba respondía así: "¡Y los que quedan!".

Los que han trabajado con él destacan que es un jugador abnegado y que aprende rápido. Uno de los 12 canteranos que han debutado con Laso: "Un ejemplo de la gran labor de Alberto Angulo, de su staff y de todos los entrenadores". Y añade sobre las virtudes del pívot: "Juega con gran intensidad y hace muchas cosas, desde rebotear, continuar tras bloqueo, tirar abierto, botar... y siempre transmite una gran energía. Estamos muy contentos y aspiramos a que siga creciendo".

Nació en Madrid, se crio en Azuqueca y vive en Valdebebas

Usman Garuba Alari nació en Madrid, en marzo de 2002 en el Hospital 12 de Octubre, como sus hermanos Sediq (de 15 años y 1,92, también en la cantera blanca, en el cadete A) y Uki (de 9), y se crio en Azuqueca de Henares (Guadalajara). Sus padres llegaron a España sin permiso de trabajo a finales del siglo pasado previa escala en Centroeuropa y procedentes de Benin City, en el sur de Nigeria, una ciudad que ha aparecido en los medios este año por los casos de trata de mujeres. Sus progenitores buscaban un lugar más seguro donde formar una familia y lo encontraron aquí. Garuba inicia esta temporada una carrera prometedora en la élite mientras que sigue formándose como un adolescente más, porque estudia segundo de bachillerato, en la rama de ciencias sociales. Ahora, sin embargo, reside en Valdebebas, en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, a un paso del pabellón donde se entrena la primera plantilla y el resto de equipos de la cantera.