Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Bundesliga
Ligue 1
Euroliga
B. Munich MUN

-

Zenit San Petersburgo ZEN

-

Asvel Villeurbanne AVI

-

Milan MIL

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Heerenveen Heerenveen HEE

-

Willem II Willem II WII

-

Italia
77
FIN
92
Serbia

MUNDIAL DE CHINA

Serbia es un coloso y Bogdanovic un fuera de serie

Italia, rival de España el viernes, jugó un buen partido con Gallinari enorme, pero solo aguantó hasta el minuto 24 (53-55) ante un equipo imponente. Bogdanovic y Jokic, diferenciales.

Bogdanovic frente a Bellineli.
Tao Zhang Getty Images

Italia lo intentó con todo, hizo su juego y lo hizo bien: atacar de frente, utilizar la movilidad de sus falsos interiores para coger a pie cambiado a las torres serbias, tirar bien, compartir el balón, buscar la espalda a la defensa y guerrear lo que pudo atrás. Por momentos, un partidazo, pero medirse a Serbia es chocar contra un muro alto y pétreo. El desgaste italiano, por estilo y menor profundidad de plantilla, condicionó el tramo final.

Una racha extraordinaria de Gallinari, tres triples y una canasta en los cuatro primeros minutos de la segunda parte, llevó a la afición italiana a comulgar con ruedas de molino: 53-55, minuto 24. Pero no, su selección no iba a ganar, lo que visto desde el prisma español beneficia a los de Scariolo. Porqué Serbia parece hoy lejos del alcance de casi todos sus rivales. La única invicta desde que arrancaran las concentraciones en julio pasado y con un arsenal que nos recuerda a la antigua Yugoslavia.

Imperial Bogdan Bogdanovic (6 de 11 de tres y 31 puntos), un muy buen jugador NBA y diferencial en el ámbito FIBA. Como Nikola Jokic, aquí, allí y donde sea (15 tantos, 6 rebotes y 4 pases de canasta). Djordjevic tiene talentazos y mucho físico a su disposición, pero también ha construido un bloque, ya lo hizo en campeonatos previos incluso con alguna figura menos.

Stefan Jovic jugó un muy buen partido en el puesto de base, Micic tuvo apariciones esporádicas de clase, Bjelica ejerció de facilitador como ala-pívot abierto (¡9 asistencias! y +28 con él en pista), la montaña Raduljica explotó situaciones cerca del aro y sacó 13 tiros libres (metió 12 en 7:39). La movilidad italiana llevó a Sasha a poner a Jokic de cinco durante 15 minutos y limitar la presencia de sus tres gigantes: Marjanovic, Milutinov y el propio Raduljica. Muchas opciones en todas las posiciones, incluso con Guduric desaparecido en esta ocasión.

La resistencia azzurra se quebró mediado el tercer cuarto. Gallinari (26 puntos) y Bellinelli (15) aguantaron lo que pudieron, andaban también por ahí Hackett (13 y gran puesta en escena) y Gentile (11). Faltó el acierto de Datome, aunque siempre sume, y la heterodoxia (por momentos Meo Sacchetti junto a cinco aleros en pista, sin base ni pívots) no derribó a la pureza de estilo serbia.

Italia se sujetó mientras el depósito de energía le permitió hacer su juego y mantenerse en porcentajes próximos al 60% en tiros de dos y al 50% en el triple. Es decir, dos cuartos y medio, aunque nunca bajara los brazos. El 77-92 final deja dos cosas claras: Serbia es favorita al oro e Italia, el primer rival de España en la segunda fase, este viernes a las 14:30 horas.