Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Copa Libertadores
Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

NBA

Telfair: la mayor promesa junto a LeBron acaba en la cárcel

El que compartiera portada con LeBron en la revista 'Slam' en 2002 y fuera señalado como una promesa de la NBA ha sido sentenciado a tres años y medio de prisión.

Telfair y LeBron, en la portada de la revista Slam en 2002

"Este acusado ejerció su derecho a un juicio con jurado y fue declarado culpable de poseer un arma de fuego ilegal. La ley exige la pena de prisión obligatoria". Son las palabras escritas por Eric González, fiscal del distrito de Brooklyn, que sentenciaba a Sebastian Telfair a tres años y medio de prisión por posesión ilegal de armas.

Una nueva historia que acaba en desgracia y que muestra la otra cara de la NBA. Sebastian Telfari, natural de Brooklyn, pondrá rumbo a prisión tras disputar hasta 10 temporadas en la mejor Liga del mundo. A pesar de no haber tenido una gran carrera en la competición norteamericana, el base fue una estrella del instituto, donde destacó en el Abraham Lincoln High School. 

Se hizo famoso en 2002, cuando ocupó la portada de la revista Slam... junto a LeBron James. Eran dos promesas que estaban llamadas a dominar la NBA en el futuro y de los que se esperaba mucho. Ya hemos visto que su historia y la de LeBron no ha sido la misma. Uno va a acabar su carrera (cuando la acabe) como uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Telfair por su parte, ingresará en prisión, y puede que cuando salga El Rey todavía siga jugando. La cara y la cruz de la NBA.

No fue la única portada que Telfair ocupó. También fue protagonista de la revista Sports Illustrated en 2004, casi nada. Fue meses antes de dar el salto en la NBA tras dar la espalda a la NCAA. Fue elegido en el puesto 13 de la primera ronda del draft de 2004 por los Blazers, un equipo en reconstrucción que había rozado las Finales en 1999 y en el 2000 y que no levantó cabeza en los años siguientes.

Tampoco con el base, que sufrió lesiones ya en su primer año y tras dos temporadas en Portland fue rebotando de un equipo a otro sin superar nunca los 10 puntos por partido. Jugó en los Celtics, en los Wolves, en Clippers, Cavs, de nuevo en Minnesota y luego en los Suns y los Raptors. Nunca jugó los playoffs. Pasó la 2013-14 en blanco antes de jugar 16 partidos con los Thunder, su último equipo en Estados Unidos en un año en el que el conjunto de Oklahoma tampoco tocó la fase final, lesión de Durant mediante.

En total, 10 años en la NBA para una carrera que acabó en fracaso y para un hombre que ha tocado fondo después de abandonar las pistas. Sus dos últimos equipos, lejos ya de la Liga norteamericana, fueron los Tigers chinos y el Torino italiano. Ahora, cumplirá tres años y medio de prisión por posesión ilegal de armas. Como hemos dicho, en la NBA hay otra cara. Y es esta.