Competición
  • Europa League
  • Euroliga

PHOENIX SUNS

¡Movimiento sorpresa! Ricky Rubio jugará en Phoenix Suns

El base español firmará un contrato por tres temporadas y 51 millones de dólares con los Suns. Se unirá a los jóvenes Booker y Ayton.

Ricky Rubio lanza durante un partido contra Houston Rockets.
Jeffrey Swinger USA TODAY Sports

Ricky Rubio ya tiene nuevo destino: Phoenix Suns. Según Shams Charania (The Athletic), el base firmará por tres temporadas y 51 millones de dólares con la franquicia de Arizona, penúltima el año pasado en la NBA y fuera de los playoffs las últimas nueve campañas. Este será su tercer equipo en la Liga norteamericana tras Minnesota Timberwolves y Utah Jazz. Era la primera vez que el español era agente libre y podía elegir su destino.

Phoenix no era el destino que se barajó para él en un primer momento. Desde que Utah dejó claro que no renovaría a Rubio tras adquirir en un traspaso con Memphis Grizzlies a Mike Conley, todas las informaciones ponían al internacional español en Indiana. Finalmente, los Pacers se han decantado por Malcolm Brogdon (deja Milwaukee por cuatro años y 85 millones) y los Suns han pescado en río revuelto. Se han hecho con un jugador experimentado (ocho años ya en la NBA) para ayudar en el crecimiento de un proyecto muy joven y con mucho recorrido.

Ricky cambia un equipo formado y con presencia estable en los playoffs por otro inestable, que no encuentra la mejor manera de enderezar el rumbo. Desde la temporada 2013-14, los Suns siempre han acabado la Regular Season con más derrotas que victorias: su balance en estos seis últimos cursos es de solo 126 triunfos en 492 encuentros, un 25,6% de partidos ganados. En este lapso, además, Phoenix ha contado con cuatro entrenadores diferentes. Monty Williams, que sustituye a Igor Kokoskov (solo duró un año), se convirtió a principios de mayo en el quinto.

A pesar del descontrol que parece reinar en Arizona, hay elementos que invitan al optimismo. El proyecto se cimienta en dos grandes y jóvenes jugadores: Devin Booker y Deandre Ayton. El primero es un escolta de mucha calidad, con una capacidad anotadora asombrosa. En cuatro temporadas promedia 21,4 puntos (35,4% en triples). Por su parte, Ayton fue el primer número uno del draft en la historia de los Suns. En su curso de debut alcanzó los 16,3 tantos de media.

Un último movimiento hará falta 

Bobby Marks, analista de mercado de ESPN, da un detalle importante que hay que tener en cuenta. Hasta que se pueda hacer oficial el traspaso, más allá del 6 de julio, los Suns tienen tiempo de hacer un ajuste que necesitan por cuestiones económicas. Les falta quitarse de encima 2,6 millones de dólares para llegar al tope permitido si tenemos en cuenta los 17 millones que cobrará Ricky Rubio con el nuevo contrato. Kelly Oubre, clave en una situación que debe resolverse.