Competición
  • Clasificación Eurocopa

NBA | DRAFT 2019

Nueva era en la NBA: Zion Williamson, número 1 del 'draft'

Sin sorpresas, los Pelicans, que se han quedado sin Anthony Davis, eligieron al fenómeno de Duke con el número 1 del Draft 2019.

No había lugar a la sorpresa: Zion Williamson, la sensación de Salisbury, es el número 1 del draft 2019 de la NBA y jugará en New Orleans Pelicans. Un golpe irónico del destino que se recordará siempre, ya que unas cuantas franquicias (los Knicks a la cabeza tras una temporada de 17 victorias) soñaban con tener ese número 1 para ofrecérselo a los de Louisiana a cambio de Anthony Davis. Pero finalmente los Pelicans, aunque solo partían con un 6% de opciones, ganaron la lotería y cierran la era Anthony Davis con la puerta abierta a otra: la era Zion.

Un nuevo tipo de estrella para un nuevo tipo de baloncesto, Zion es lo nunca visto. Apenas 2,01 y 130 kilos, un volumen descomunal, un muro de músculo que mueve a la velocidad del rayo y con una capacidad de salto asombrosa. Primero puso en cuestión un número 1 de draft que parecía destinado al canadiense RJ Barrett, que acabó siendo su compañero en Duke. Después, nada más comenzar la temporada universitaria, ya era un hecho que el 1 iba a ser suyo. De los vídeos virales de sus mates imposibles en sus años de instituto al despliegue, ya en College, de un despliegue integral en el que un físico nunca antes visto es el eje pero no la totalidad de su juego: Zion es demoledor en defensa pero también lee el juego, corre la pista, pasa, tira y encuentra formas de sacar los ataques adelante, a veces con estilo y otras por pura fuerza bruta.

Además, Zion es un imán mediático que va a firmar un contrato seguramente de récord con alguna marca deportiva, al que CBS llegó a poner una cámara especial (la Zion Cam) solo para seguir cada uno de sus pasos durante el torneo universitario y que hizo desplomarse las acciones de Nike cuando sufrió una lesión de rodilla porque le explotó, literalmente, una zapatilla en el gran partido del baloncesto universitario: Duke-North Carolina. Zion ya es, incluso antes de convertirse en profesional, uno de los deportistas más mediáticos de Estados Unidos. Y es, desde luego, una bendición para una franquicia como los Pelicans, deprimida desde que pidió el traspaso el pasado invierno Anthony Davis y que ahora comienza una nueva etapa marcada por la llegada de una estrella llamada a ser generacional: Zion Williamson.

Un top-10 nervioso y con sorpresas

Si el número 1 de Zion era claro, también estaba cantado el 2 para Ja Morant, el sensacional base de Murray State, que ya apuntaba a los Grizzlies incluso antes del traspaso de Mike Conley a los Jazz. Tras esta operación, quedó claro que en Memphis cerraban etapa y abrían una nueva con Morant y el sophomore Jaren Jackson Jr. El 3 también estaba escrito: el canadiense RJ Barrett, favorito al 1 antes de la explosión de un Zion con que ha jugado en Duke, fue seleccionado por los Knicks. Los tres, Zion, Morant y Barrett, conformaron un podio que era el que estaba en todas las apuestas. A partir de ahí...

A partir de ahí, los nervios, las negociaciones, las conversaciones entre bastidores y la partida de ajedrez. Para completar el top-10 hubo traspasos y sorpresas. Los Hawks (que tenían el 8 y el 10, su pick y el de los Mavericks tras el traspaso de Luka Doncic hace un año) subieron al 4  (dieron los picks 8, 17 y 35 y se quedaron con Solomon HIll), que originalmente era de los Lakers y luego pasó a los Pelicans en la operación Anthony Davis. El alero De'Andre Hunter, campeón con Virginia, fue seleccionado por los Lakers pero será jugador de los Hawks, que después con el 10 eligieron al tercer espada de Duke, el tirador Cam Reddish, que apuntaba más alto pero tendrá una gran oportunidad en estos nuevos y apasionantes Hawks: Trae Young, John Collins, Kevin Huerter, De'Andre Hunter... Motivos para la ilusión.

Darius Garland, el base del que todo el mundo habla maravillas pero que solo jugó cinco partidos en Vanderbilt por una grave lesión, se fue a Cleveland Cavaliers con el 5, y dejó la puerta abierta para que los Wolves, que se habían hecho con el 6 de los Suns (dieron su 11 y a Dario Saric), eligieran a Jarrett Culver, el agitador de la revolución de los Red Raiders de Texas Tech, que rozaron el título universitario. También sorpredieron muchos los picks 8 y 9: los Pelicans, con la elección que originalmente era de los Hawks, optaron por el pívot Jaxson Hayes, de enorme poder físico, y los Wizards con el 9 se quedaron con Rui Hachimura, alero japonés mestizo que maravilló en su tercera y última temporada en Gonzaga. Y, por el camino, muchas discusiones que quedaron en nada: varias franquicias buscaron el asalto al pick 4, entre ellas unos Celtics que buscan nuevo plan con la salidas de Kyrie Irving y Al Horford casi confirmadas. Pero fueron los Hawks los que mejor se movieron.

Tres europeos con Doumbouya a la cabeza

Finalmente fueron tres los jugadores europeos elegidos en primera ronda. El francés de origen guineano Sekou Doumbouya (el jugador más joven del draft: debutará en la NBA con 18 años) tuvo el honor de ser el primero en esta generación de 2019 por delante de Goga Bitadze, el pívot georgiano al que muchos ven como el nuevo gran talento europeo para la NBA.

Los Pistons, con el número 15, apostaron por un Doumbouya que ha dejado en el Limoges francés destellos de lo que puede llegar a ser, un jugador muy parecido a Pascal Siakam, pieza clave en los Raptors que acaban de proclamarse campeones. Con un tremendo físico y capacidad para defender casi en cualquier posición, su proyección es inmensa aunque seguramente no esté tan preparado para rendir en el corto plazo en la NBA como un Bitadze que finalmente recaló con el número 18 en Indiana Pacers. Con 19 años y una mezcla fabulosa de talento, lectura de juego y fuerza, Bitadze puede ser uno de los robos de este draft. De entrada no tendrá presión en un equipo que ya cuenta con Myles Turner y Domantas Sabonis. Un puesto después, en el 19, los Spurs (un clásico en la selección de jugadores internacionales) se llevaron a Luka Samanic, el ala-pívot croata (19 años y 2,10) que partía como el tercer gran talento europeo para este draft en el que ninguno estuvo en el top-10 pero los tres tuvieron hueco en el top-20.

 

Así ha quedado el draft 2019 de la NBA:

1. Zion Williamson (New Orleans Pelicans)

2. Ja Morant (Memphis Grizzlies)

3. RJ Barrett (New York Knicks)

4. De'Andre Hunter (Atlanta Hawks vía N.O. Pelicans vía L.A. Lakers)

5. Darius Garland (Cleveland Cavaliers)

6. Jarrett Culver (Minnesota Timberwolves)

7. Coby White (Chicago Bulls)

8. Jaxson Hayes (New Orleans Pelicans vía Atlanta Hawks)

9. Rui Hachimura (Washington Wizards)

10. Cam Reddish (Atlanta Hawks)

11. Cam Johnson (Phoenix Suns)

12. PJ Washington (Charlotte Hornets)

13. Tyler Herro (Miami Heat)

14. Romeo Langford (Indiana)

15. Sekou Doumbouya (Detroit Pistons)

16. Chuma Okeke (Orlando Magic)

17. Nickeil Alexander-Walker (New Orleans Pelicans vía Atlanta Hawks vía Brooklyn Nets)

18. Goga Bitadze (Indiana Pacers)

19. Luka Samanic (San Antonio Spurs)

20. Mattise Thybulle (Philadelphia 76ers vía Boston Celtics)

21. Brandon Clarke (Memphis Grizzlies, vía OKC Thunder)

22. Grant Williams (Boston Celtics)

23. Darius Bazley (Oklahoma City Thunder vía Memphis Grizzlies vía Utah Jazz)

24. Ty Jerome (Phoenix Suns vía Boston Celtics)

25. Nassir Little (Portland Trail Blazers)

26. Dylan Windler (Cleveland Cavaliers)

27. Mfiondu Kabengele (L.A. Clippers vía Brooklyn Nets vía Denver Nuggets)

28. Jordan Poole (Golden State Warriors)

29. Keldon Johnson (San Antonio Spurs)

30. Kevin Porter Jr (Cleveland Cavaliers vía Detroit Pistons vía Milwaukee Bucks)

EL DRAFT COMPLETO CON TODAS LAS ELECCIONES, EN ESTE ENLACE