Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

NBA | DRAFT 2019

Sekou Doumbouya: potencial enorme para el 'nuevo Siakam'

De Guinea a Francia, donde ya era profesional con 15 años, y de ahí a una NBA en la que debutará con 18. Su primer sueño fue ser futbolista.

Sekou Doumbouya: potencial enorme para el 'nuevo Siakam'
FIBA Europa

Número del draft: XXX (XX EQUIPO XX)

Edad: 18 años (23 de diciembre de 2000 en Conakry, Guinea)

Altura y peso: 2,06 y 105 kilos.

Último equipo: Limoges

Estadísticas Liga francesa: 7,7 puntos y 3,2 rebotes.

Puesto: Alero

Con un año, salió de Guinea con su madre y sus hermanos, para los que fue casi la figura paterna que no existía porque su padre, militar, no había hecho el viaje a Francia con los suyos. Su primera pasión, como la de casi todos los niños franceses, fue el fútbol. Y empezó a jugar de delantero hasta que fue, literalmente, "demasiado alto" para manejarse con comodidad. A los 13 años medía 2,02 y, por inercia, había empezado a jugar al baloncesto. Poco después, a los 14, ya estaba en París mimado por el entramado del baloncesto galo, que había encontrado una nueva joya.

Sekou Doumbouya firmó su primer contrato profesional en el verano de 2016, con 15 años. La pasada temporada enseñó su potencial en el Limoges con una precocidad que es parte de su historia vital: es ahora el jugador más joven de un draft 2019 desde el que debutará en la NBA todavía con 18 años (no cumplirá 19 hasta dos días antes de Navidad).

En la actual NBA, el valor para los últimos campeones (Warriors, Raptors) de Draymond Green y Pascal Siakam convierte en irresistible el potencial de este alero francés de origen guineano al que es imposible no compara con el camerúnes de los Raptors. Su energía (lo que en EE UU llaman motor), su capacidad para defender casi cualquier posición en la pista y un tremendo despliegue físico al que todavía, por edad, puede añadir más brillo en cuanto a fuerza, velocidad... Todavía tiene mucho por pulir, pero esas facultades bien valen una apuesta por un jugador que será importante si confirma todo lo que apunta en defensa y va creciendo en ataque: su manejo de balón no está ahora mismo al nivel NBA su tiro exterior está todavía en proceso de crecimiento. Pero, en un draft con muchas incógnitas, merecía la pena apostar por un jugador que parece encajar en un rol cada vez más preciado en los equipos de máximas aspiraciones. Así que aquí está Doumbouya: de Guinea a Francia y de ahí, al sueño de la NBA.