Competición
  • Copa de África

CTO. ESPAÑA CADETE | FINAL

El Madrid remonta al Barça con un Spagnolo mágico

El Madrid remonta al Barça con un Spagnolo mágico

El base italiano manejó el partido a su antojo y junto a la fuerza de Ndiaye en la zona y los puntos del esloveno Klavzar remontaron 15 puntos.

La cantera le da otro título al Real Madrid. Esta vez el Campeonato de España cadete, que deparó en la final un Madrid-Barça (66-64) nada sorpresivo viendo la superioridad de ambos equipos durante el torneo. Lo que sí fue una sorpresa fue cómo empezó el encuentro. El Barcelona salió a comerse a su rival y lo hizo. Con un 9-0 de salida, entre Caicedo y Dziuba destrozaban a un equipo blanco que parecía tener la cabeza aún en el vestuario.

Por si esto fuera poco, el navarro Ordóñez también comenzó a sumar y los culés llegaron a tener una ventaja de 15 puntos en el primer cuarto. El Madrid no sabía proteger su tablero y estaba muy espeso en ataque, pero todo cambió cuando Matteo Spangolo comenzó a marcar el ritmo. El base italiano del Madrid dio una auténtica exhibición de fundamentos e hizo de todo. Muestra de ellos son los 20 puntos, 9 rebotes, 4 asistencias y 3 robos. El jugador de 16 años fue el gran protagonista, quien cambió la cara a su equipo.

Además, en seguida encontró en Urban Klavzar, otro esloveno que promete en la cantera blanca, a un socio con el que empezar a recortar distancias. Es un base muy distinto a Spagnolo, a él lo que le va es mirar a canasta y es un auténtico francotirador. Su mecánica de tiro demuestra que está perfectamente cómodo lanzando desde la larga distancia. Esta vez sólo metió 3 de los 12 triples que intentó, pero acabó con 21 puntos, muchos de ellos claves cuando su equipo intentaba darle la vuelta al marcador.

Al descanso el Baça vio como su ventaja se había reducido a 5 puntos y a la vuelta de vestuarios la cosa no fue mejor. Con una defensa en zona que les cerró todos los espacios por dentro, los blaugranas empezaron a tirar mucho de lejos, pero los tiros no querían entrar. Y las malas noticias no acababan ahí. Eli Ndiaye, interior senegalés que hasta entonces había pasado sin hacer ruido por el partido, comenzó a imponerse en ambos lados de la cancha. Especialmente en el rebote (17, 6 ofensivos) pero también anotando (10) y taponando (2).

El Madrid ya se había puesto por delante antes del último cuarto, aunque el marcador llegase empate a los últimos diez minutos por un triple sobre la bocina del Barça. En los culés era el mexicano Bonilla (16+13+4) quien trataba de mantenerles a flote a costa de jugarse casi todas. El bloqueo general también empezó a atenazar al Madrid y ninguno de los dos equipos era capaz de anotar, aunque los blancos ya había conseguido una ventaja de cinco puntos. El Madrid pareció dar una última oportunidad a su rival fallando cuatro tiros libres seguidos, con rebote en ataque mediante, pero Spangolo acertó al quinto y sentenció el título.

0 Comentarios

Normas Mostrar