Competición
  • Champions League

HOUSTON ROCKETS

Nene piensa en la retirada: el contrato fallido, posible motivo

Nene piensa en la retirada: el contrato fallido, posible motivo

JOHN G. MABANGLO

EFE

El brasileño planea retirarse a final de temporada. El año pasado se vio obligado a perdonar 4 millones del contrato que iba a firmar con Rockets.

Nene Hilario podría estar disputando sus últimos partidos en la NBA. El propio jugador de los Rockets ha reconocido en una entrevista con el programa 'NBA Freestyle' que su intención en este momento es la de retirarse a final de temporada. Un curso que, en el peor de los casos, se podría cerrar esta semana si caen ante los Warriors en las semifinales del Oeste.

El bloque texano comenzó la serie perdiendo los dos partidos de arranque en Oakland, pero ha sido capaz de reponerse y empatar la eliminatoria en Houston (2-2). La participación del pívot brasileño en estos playoffs engloba los cuatro enfrentamientos de semifinales y el último de primera ronda ante los Jazz, promediando un total de 3,8 puntos y 2,4 rebotes en casi ocho minutos de juego por partido. La pérdida de importancia en los esquemas de Mike D'Antoni o su veteranía pueden ser algunos de los motivos para que el jugador se plantee esta situación, aunque el hecho de verse obligado el año pasado a rechazar hasta 4 millones de contrato tras renovar con los Rockets puede ser otro factor a tener en cuenta. 

El brasileño tuvo que rechazar 4 millones por 'veteranía'

El pívot brasileño renovó con los Rockets el año pasado y el acuerdo inicial era de 15 millones por cuatro años. Finalmente el jugador y la franquicia se vieron obligados a rehacer el contrato por una norma de la NBA. Esta regla no permite a los jugadores firmar contratos por más de tres años si dicho acuerdo sigue vigente cuando el jugador tiene 38 años de edad.

Nene cumpliría los 38 en septiembre, y debido a eso el contrato tuvo que verse alterado: firmó por 11 millones y tres años. Aunque la tasa anual del sueldo acabó siendo similar, el jugador tuvo que rechazar el cuarto año que le ofrecían los Rockets, lo cual le reportaría casi 4 millones. A pesar de ello, aún le queda un año firmado por 3,8 millones de dólares pero el jugador estaría dispuesto a renunciar y llegar a un acuerdo con la franquicia.