PLAYOFFS NBA | BUCKS 90 - CELTICS 112 (0-1)

Boston oposita para las Finales: exhibición ante los Bucks y 1-0

Milwaukee Bucks, Boston Celtics, NBA

Dylan Buell

AFP

Stevens le dio una clase magistral a Budenholzer, Irving se salió y Horford secó a Antetokounmpo; los Celtics consiguen el factor cancha y se adelantan en la eliminatoria.

Ya están aquí los Celtics. Si alguien pensaba que tras una temporada regular llena de dudas los de Stevens no rendirían en playoffs, ya se puede ir olvidando. El conjunto verde dio una clase magistral de cómo jugar al baloncesto ante los Bucks. Les pasaron por encima, se adelantaron en la eliminatoria consiguiendo el factor cancha, y jugaron un baloncesto dinámico y colectivo en ataque y, espectacular en defensa, donde estuvieron intratables durante todo el choque.

Ya dijimos que una de las claves de la eliminatoria sería el duelo en los banquillos. Stevens siempre ha sido un entrenador de playoffs, poco dado a exprimir a sus pupilos durante la regular season para llegar a la post temporada en la mejor forma posible y sacar en esa parte del año lo mejor de los suyos. Budenholzer por su parte, ya demostró en su etapa en los Hawks que se le daban bien las temporadas regulares, pero ese único plan que suelen tener sus equipos no suele funcionar en la fase final. Y visto lo visto, no va a funcionar ante su actual rival. O saca un plan alternativo, o va a tener muy complicado llevarse esta eliminatoria.

Los Celtics superaron a los Bucks en rebotes (51 por 44), asistencias (25 por 19), tapones (11 por 2), porcentaje de tiros de campo (54% por el 34,8 de sus rivales), y de triples (casi el 42 por apenas el 33). Es decir, en prácticamente todo. Stevens logró componer una defensa que dejó a un equipo que promediaba 118 puntos por partido durante el año (más que nadie en la Liga), en apenas 90. Lección magistral en el banquillo del técnico, que pasó por encima de Budenholzer en el planteamiento del duelo, y que dio con la tecla a la hora de defender a la estrella rival, Antetokounmpo

El comienzo del duelo fue igualado, hasta que los Celtics pisaron el acelerador y se fueron hasta 15 puntos arriba (25-40), con Hayward (13 puntos al final del choque) y Jaylen Brown muy participativos. Sin embargo, los locales reaccionaron y consiguieron irse solo dos abajo al descanso (50-52). Pero lo hicieron sin su estrella griega. El europeo, atosigado por un heroico Al Horford durante todo el partido (20+11, con 4 tapones), no estuvo fino en ningún momento, y se vio obligado a tirar mucho de 3 (no es su mejor arma) siendo incapaz de hacer daño en la zona (ha promediado 17,5 puntos en la pintura en temporada regular, más que nadie, y hoy se ha quedado en la mitad). 

Con Giannis desconectado (su cara al final del partido, escondida tras la toalla, lo decía todo), los Celtics volvieron a apretar en el tercer cuarto  para irse con más de 15 puntos de ventaja, diferencia que aumentaron en el último periodo para conseguir el definitivo 90-112. Un resultado brutal para una eliminatoria en la que los favoritos, aunque fuera por poco, eran los Bucks, pero que ha cambiado radicalmente a las primeras de cambio. Antes decíamos que era muy difícil sacar conclusiones en primera ronda, pero ahora se ven las cosas más claras. Y los Celtics comienzan a asustar.

Habrá que ver cómo se desarrolla el resto de la eliminatoria, pero está claro que los Bucks ahora están en una situación muy incómoda. Tienen que mejorar mucho tras un duelo en el que lo peor han sido las sensaciones, recuperar a Anteto en tiempo récord (22+8 hoy con 7 de 21 en tiros por los 27+12 de la temporada regular) y encontrar soluciones para frenar a un Irving que está desatado: 26 puntos, 7 rebotes y 11 asistencias para el base, que parece más conectado que nunca a sus compañeros. 

Budenholzer deberá también replantearse las cosas y echar mano del banquillo: Mirotic acabó con 13+4 en solo 21 minutos, y además tardó mucho en salir en la segunda mitad. George Hill empezó bien pero luego se deshizo, y DJ Wilson, que cuajó buenas actuaciones durante el año, jugó solo 3 minutos. Poco protagonismo teniendo en cuenta además que Brook López, y Sterling Brown se quedaron en 3 puntos y Bledsoe en 6. Middleton, con 16 tantos, de lo poco salvable de los Bucks. La baja de Brogdon no vale como excusa teniendo en cuenta el abultado resultado y que los Celtics no pueden contar con Smart, también lesionado. 

Los Celtics de momento siguen imbatidos en los presentes playoffs y opositando para unas Finales que se les resisten desde 2010. Salen reforzados de este partido sabiendo que ahora toda la presión es para los Bucks (no se pueden ir 0-2 al Garden). Se gustan, están jugando muy bien y, una vez más, despejando las dudas de la temporada regular paran convertirse en el equipo que prometían cuando Irving se unió al grupo. 1-0 para los Celtics. Y ventaja de campo. Ojo con eso.