Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

NBA

LeBron: "Las estrellas sí quieren jugar conmigo, estoy seguro"

LeBron: "Las estrellas sí quieren jugar conmigo, estoy seguro"

Yong Teck Lim

AFP

"El verano va a ser crucial para mí, voy a estar todo lo activo que haga falta para ayudar a que mejoremos el equipo", asegura el de los Lakers.

Howard Beck, una de las mejores plumas del entorno NBA, ha publicado un artículo en Bleacher Report en el que analiza lo que puede ser un verano muy loco en la agencia libre (Kevin Durant, Kyrie Irving, Kawhi Leonard, Kemba Walker, DeMarcus Cousins, Khris Middleton, Jimmy Butler, Tobias Harris...) con, además, los cuatro equipos de los dos grandes mercados metidos de lleno en la pelea: Clippers y Lakers en Los Ángeles, Knicks y Nets en Nueva York. Lakers y Knicks tienen la mística, la historia y las grandes masas sociales, pero a nivel deportivo, Clippers (especialmente) y Nets parecen opciones ahora mismo mejores.

Beck habló con LeBron James en el vestuario del Madison Square Garden, después de que los Lakers cayeran ante los Knicks, otro punto negro de una segunda mitad de temporada llena de ellos. La presión en la franquicia californiana será máxima de cara a la próxima campaña después del estrepitoso patinazo que ha supuesto no entrar en playoffs en esta: “Lo mío nunca ha sido el baloncesto ficción, pero voy a estar tan activo como haga falta para ayudar a que nuestro equipo sea mejor. Para eso vine a los Lakers, vine para ganar. Y está claro que tenemos que mejorar en términos de personal. Tenemos una oportunidad de hacerlo, porque va a haber mucho talento ahí afuera, muchos jugadores que podrían ayudarnos. Me voy a mover todo lo que sea necesario para que seamos mejor equipo, y a partir de ahí ya veremos”.

A las puertas de su temporada número 17, LeBron reconoce que no le queda mucho tiempo y que el margen de error es escaso: “Va a ser un verano crítico para mí. La franquicia seguirá ahí siempre, pero para mí... yo quiero competir y ganar ahora”. El problema es que, como asume Beck tras hablar con representantes de varias franquicias y agentes de jugadores, los Lakers pueden no ser ya tan atractivos como en el pasado: no hay estabilidad en el banquillo, Magic Johnson y Rob Pelinka despiertan dudas en los despachos y, una vez más, la figura de LeBron es compleja. Un general manager asegura, de forma anónima, que sigue siendo el gran gancho para quien sueñe con ser campeón en el corto plazo: “El que decida en función de las opciones de ganar, se irá con LeBron. Para ganar necesitas dos grandes jugadores, y ya tienes a LeBron. Los Lakers ganarían”. Pero otros apuntan a que, camino de los 35 años, es difícil saber cuánto recorrido le queda a un LeBron que, además, arrastra mucha carga mediática detrás: “Además, si ganan el mérito sería para LeBron. Si pierden, las culpas irían al recién llegado”. Además, asistente de general manager define el perfil de jugador al que podrían atraer los Lakers: “La mayoría de bases y aleros no va a querer jugar con LeBron. Si hay jugadores que quieren hacerlo, serán los hombres altos: Anthony Davis, DeMarcus Cousins... los pívots”.

Esas fuentes con las que ha hablado Beck tienen claro que Durant se irá de los Warriors y que es muy real la opción de que se junte con Kyrie Irving en Nueva York. Que a Kawhi Leonard le gustan los Clippers y que Jimmy Butler podría elegir los Lakers o los Nets. Pero son simples predicciones, al fin y al cabo, aunque de las fuentes más informadas, eso sí.

En general, los Nets y los Clippers son vistos como franquicias más serias que los Lakers y unos Knicks muy escasos, de entrada, de talento, y con el criticado James Dolan como propietario. Para LeBron, mientras, el año perdido por su lesión es una carga con la que tendrá que convivir durante el verano: “Fue lo peor que nos podía pasar en el momento en el que sucedió. Tengo un plan mensual sobre cómo tengo que liderar a mi equipo, mes a mes. Y estaba cumpliéndolo. Pero en la banda vestido de traje hay poco que se pueda hacer... Perderme 18 partidos de 19 por primera vez en mi carrera fue devastador. Para mí personalmente y también para mi equipo. Así que lo viene ahora es crítico para mi futuro. Soy muy optimista, creo que Magic y Rob Pelinka harán que la franquicia vaya bien... ¿Que otras estrellas no quieren jugar conmigo? ¿Qué los Lakers han perdido encanto? Me tienen a mí, y tengo mucha confianza. Los jugadores sí quieren jugar conmigo, estoy muy seguro de eso”.