Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
Morabanc Andorra AND

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Baxi Manresa MAN

-

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

Premier League
Bundesliga
Liga Holandesa
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

PSV PSV PSV

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Ajax Ajax AA

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

NBA | HORNETS 124 - CELTICS 117

Los Celtics tiran a la basura otro partido ganado y Kemba decide

Boston dominó a Charlotte casi todo el partido, pero vio cómo le endosaban un 35-19 en el último periodo sin ponerle remedio.

Los Celtics están haciendo cosas muy extrañas esta temporada y su afición, con toda la razón del mundo, está 'mosca'. Quieren luchar por factor-cancha teniendo a mano a Indiana Pacers, que ahora sí empieza a acusar la baja de Victor Oladipo, y mientras tanto hacen partidos como el de anoche en Charlotte. Se tiran piedras contra su propio tejado si se ven superiores ante un equipo con ínfimas opciones de llegar a la postemporada y terminan regalándole el partido.

Y es que los Celtics dominaron. Se vio en el duelo de bases. Kyrie Irving, en el día de su cumpleaños, se paseaba por la pista como un líder de operaciones acertado en los negocios ante un Kemba Walker que mantenía a su equipo pero se sentía impotente ante unos Celtics que habían llegado para ganar. Hasta que, en un momento del partido, decidieron que igual no.

La lesión de Williams, que contó con minutos al ver que se ganaba con holgura ya en la segunda parte, fue un presagio. Era el inicio del descenso a los infiernos de los verdes. Walker empezaba a coger confianza y a hacer más daño con sus puntos, que también eran más (18 de sus 36 los metió en el último cuarto). Irving descansaba en el banquillo mientras todo se hundía, pero cuando salió tampoco logró arreglar el desaguisado. Y eso que alguna opción les dieron los Hornets en plena remontada, con errores en el pase o despistes en defensa, pero ni con ésas despertaron unos visitantes que se acomodaron demasiado al ver que lo tenían de cara.

Willy Hernangómez volvió a ser de la partida en esta vorágine de Borrego en la que los cambios de alineaciones se suceden más que las victorias, aunque hoy tocara ver ambas. Terminó con 8 puntos y 7 rebotes tras 17 minutos.

Es la tercera derrota seguida de los Celtics y todavía siguen a una victoria de los Pacers (44-29), que ocupan el cuarto puesto que da opción a ser cabeza de serie.