Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores

NBA

Lonzo: "Si me traspasan los Lakers, pues que me traspasen"

Lonzo: "Si me traspasan los Lakers, pues que me traspasen"

Ethan Miller

AFP

El jugador ha hablado con el periodista Sams Charania y le ha dicho que lo único que le interesa es recuperarse bien de su lesión.

La historia de amor entre Los Ángeles Lakers y Lonzo Ball hace tiempo que no pasaba por su mejor momento. De las tremendas expectativas creadas a su llegada, acrecentadas por el hecho haber nacido y haber sido criado a escasos kilómetros del centro de Los Ángeles, se ha pasado poco a poco a la desconfianza de muchos fans, que no ven en él a un número 2 del draft. Pero esa desafección parece que ahora también va en la otra dirección.

Al menos eso es lo que se puede deducir de la palabras del jugador a The Athletic, y más concretamente al periodista Sams Charania, en las que no se ve ni un ápice de interés por triunfar o no en su actual franquicia, el equipo del que ha sido aficionado toda su vida. "Al final sólo puedes controlar las cosas que puedes controlar. Si me traspasan, pues que me traspasen. Voy a estar listo para irme. El objetivo es ser el mejor jugador que pueda para cualquier equipo". Esa fue su respuesta cuando Charania le preguntó por la posibilidad de salir de los Lakers en verano como moneda de cambio, algo que ya intentaron hacer en febrero para traer a Anthony Davis.

La ilusión por hacer historia de púrpura y oro ha dejado paso a hacer historia, a secas. Sin importar el lugar. Y su principal objetivo ahora para llegar a ese punto es recuperarse lo mejor posible de la lesión que le tiene parado desde hace casi dos meses. "Estoy muy, muy motivado. Quiero ser lo mejor que pueda ser. Estoy deseando que llegue este verano. No lo veo como una presión adicional, porque aún no he tenido un verano completo para dedicarme a mí mismo. Tengo que seguir trabajando en mi baloncesto. Ha sido frustrante, este es el segundo año que me ha pasado esto con las lesiones. Pero tengo que mantenerme positivo, estar motivado".

No se descarta en absoluto que los Lakers intenten ir de nuevo a por Davis o cualquier otra estrella y todos los jóvenes de la plantilla vuelvan a estar en el mercado. Lo cierto es que tras un comienzo de temporada difícil, en el que se pudo observar como a Ball le costaba adaptarse al juego de LeBron James, con el paso de las semanas se puede decir que entre todos esos jóvenes era el que mejor jugaba a su lado. El net rating de ambos es de +3,1, mejor que el de LeBron con Ingram o Kuzma. Sus medias esta temporada han sido de 9,9 puntos, 5,3 rebotes, 5,4 asistencias y 1,5 robos en 30,3 minutos por partido, todas ellas peores que las de su temporada de debut. Curiosamente sí que ha mejorado en el lanzamiento desde todas las distancias, incluidos triples y tiros libres.

Sin embargo, esa mejora aún no es suficiente para considerarle un jugador con proyección de estrella, aunque ya haya demostrado de sobra que sí es élite en defensa. Los problemas de tiro y sus continuas lesiones pueden apartarle de uno de sus mayores objetivos a corto plazo: la extensión de su contrato rookie que podría firmar en 2020.