Euroliga
Alba Berlin ALB

-

Olympiacos OLY

-

Zalgiris ZAL

-

Estrella Roja RED

-

NBA | MAVERICKS 110 - PACERS 101

Última exhibición de Doncic como adolescente (26+10+7)

El esloveno condujo a su equipo junto a otro rookie (Brunson, 24+3+5+3) a la victoria ante los Pacers antes de cumplir hoy 20 años.

Luka Doncic entra hoy en la veintena como una estrella más de la NBA. Con el premio a mejor rookie casi en el bolsillo, siendo protagonista en el All Star, en el que estuvo cerca de jugar el Partido de las Estrellas, batiendo récords de precocidad de todo tipo y siendo el jefe de los Dallas Mavericks. Ese es el resumen de su primera temporada en Estados Unidos y todo eso lo ha conseguido con 19 años. Anoche fue su último partido como adolescente y se despidió a lo grande.

26 puntos (56,3% en tiros de campo), 10 rebotes y 7 asistencias en la victoria ante los Indiana Pacers. Y 7 pérdidas, una estadística en la que ha vuelto a empeorar después de controlarlas bastante hace unas semanas. Algo que por otra parte parece lógico después de todos los cambios que ha habido en el equipo y que le han dado más responsabilidad si cabe en el ataque de los Mavs.

La victoria en realidad no le vale para nada a los texanos, que deberían centrarse en perder para intentar tener unos de los cinco primeros picks del draft y así conservarlo (del seis en adelante se iría a Atlanta). Pero lo que sí muestra, y no es la primera vez en la temporada, es que Doncic puede tener un socio para muchos años en la plantilla. Se llama Jalen Brunson, es rookie como él, y casi siempre que le han dado la oportunidad ha rendido a un nivel excelente. Anoche firmó 24 puntos, 3 rebotes, 5 asistencias y 3 robos, con un excelente 9/14 en tiros de campo y un 3/6 en triples. Entre ellos uno clave a falta de un minuto para poner a los suyos 8 arriba. Otros dos triples lejanos de Doncic, uno a falta de dos minutos y otro a 40 segundos del final, tumbaron a los Pacers.

Para los de Indiana es la segunda derrota consecutiva y se quedan sin margen de error respecto a los Sixers, que están a sólo medio partido. La diferencia entre quedar tercero o cuarto puede ser verte las caras con lo Celtics en primera ronda, algo que seguro nadie quiere vivir. Así que estos Pacers que anoche no pudieron contar con Sabonis necesitan ponerse las pilas si quieren tener un cruce mucho más amable para empezar la post temporada.