Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • MotoGP
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
  • Moto3
  • Mundial
Vuelta a España
Fuenlabrada - Madrid
Corredor Tiempo
-- --
-- --
-- --
Liga Holandesa
EN JUEGO
Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

0

Twente Twente TWE

2

FINALIZADO
Zwolle Zwolle ZWO

6

Waalwijk Waalwijk WAA

2

FINALIZADO
Heracles Heracles HCL

4

Willem II Willem II WII

1

FINALIZADO
Feyenoord Feyenoord FEY

3

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

2

NBA | MERCADO

¿Peligra Ricky Rubio en Utah? Los Jazz quieren a Mike Conley

¿Peligra Ricky Rubio en Utah? Los Jazz quieren a Mike Conley

GEORGE FREY

EFE

El equipo de Salt Lake City está interesado en el base o el alero Otto Porter para forjar un equipo que aspire definitivamente al anillo.

Utah Jazz ya está en la séptima posición del Oeste y, con un calendario más asequible a priori que la mayoría de sus rivales directos, va camino de repetir presencia en playoffs por tercera temporada consecutiva. En las dos anteriores superó una ronda sin tener factor cancha a favor (contra Clippers y Rockets) y para esta temporada tenía en perspectiva alzarse a los primeros puestos de una Conferencia Oeste ultra competitiva. El inicio de curso, con un calendario complicadísimo y Donovan Mitchell lejos de su mejor versión, fue muy duro. En negativo hasta el 8 de enero, el equipo de Salt Lake City ha ganado siete de los últimos ocho partidos y está en 27-22. Mitchell, que no pudo hacer la pretemporada con normalidad por los problemas físicos con los que terminó la pasada temporada, vuelve a parecer una gran estrella en ciernes y el equipo es otra vez muy peligroso, especialmente en su pista.

Los Jazz son una de los proyectos más inteligentes y sólidos de la NBA. Con Dennis Lindsey en los despachos y Quin Snyder en el banquillo, el equipo ha ido puliendo su personalidad con paciencia y perspectiva, y ha sobrevivido de forma admirable a la salida, en el verano de 2017, de Gordon Hayward, el que era jugador franquicia. En el estado mormón saben que el equipo puede dar la cara ante cualquier rival pero quieren más, quieren dar el salto que separa a los equipos buenos de los excelentes, a los outsiders de los aspirantes con galones.

Para ello, y según el periodista Tony Jones (The Athletic), en los Jazz consideran que cuentan con un eje fundacional en Mitchell, que está en su segunda temporada (22 años) y Rudy Gobert (26). Y quieren añadir una tercera estrella que les haga temibles. En su agenda hay dos nombres: el base de los Grizzlies Mike Conley y el alero de los Wizards Otto Porter. Los dos están en el mercado (ninguno, por ahora, por un precio barato) y los dos son jugadores que a priori encajan muy bien en el estilo de Snyder.

Conley tiene ya 31 años y cobra 30,5 millones esta temporada, 32.5 la próxima y 34,5 en la 2020-21. El base, que todavía no ha sido all star aunque lleva años siendo uno de los mejores de la NBA en su puesto, puede salir de Memphis, como Marc Gasol, ante la mala situación deportiva de un equipo abocado a la reconstrucción. Porter tampoco es intocable para los Wizards. El alero tiene un contrato de 26 millones este curso, 27,2 el próximo y una player option de 28,4 en la 2020-21. Con 25 años, los Jazz ya se interesaron por él cuando salió Hayward y creen que podrían llegar a su mejor momento en paralelo a Gobert (que también acaba contrato en 2021, además) y todavía en plena explosión de Mitchell.

Con un movimiento así, los Jazz tendrían hecho el esqueleto de un equipo muy poderoso hasta 2021. El problema, que las pretensiones de Grizzlies y Wizards son altas y los contratos de ambos jugadores, también. Para cuadrar salarios tendrían que salir jugadores como Derrick Favors o Ricky Rubio. El base español acaba contrato en verano (14,8 millones esta temporada) y según Tyler Conway de Bleacher Report tendría prácticamente todas las papeletas de salir traspasado si fuera a llegar Conley.

Los Jazz, además, saben que no suelen tener tirón en el mercado de agentes libres y que un traspaso podría ser su mejor baza a la hora de reforzarse. En los últimos tiempos, Lindsey ha apostado por cuidar a los que están y hacer pequeños movimientos (Jae Crowder, Kyle Korver...). Pero en el actual Oeste, hace falta un plus para ser temible. Y el mercado se cierra el 7 de febrero. A ver qué se va cociendo en Utah...