Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Bundesliga
  • Copa Libertadores
  • Liga Portuguesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Bundesliga
Copa Libertadores
Liga Portuguesa

LIGA ENDESA | 11ª JORNADA | REAL MADRID - HERBALIFE GRAN CANARIA

Báez: "Tavares no intimida, directamente no te deja lanzar"

Eulis Báez, pívot dominicano del Herbalife Gran Canaria.

Miguel Henriquez

ACB Photo

El pívot del Gran Canaria es uno de los 12 jugadores que llevan 7 o más años seguidos en una mismo club ACB. Hoy, duelo frente al Madrid.

Eulis Báez es toda una institución en el Herbalife Gran Canaria: lleva siete temporadas seguidas jugando en Liga Endesa con el club isleño. Cinco jugadores más en ACB suman los mismos años y seis superan esa marca, entre ellos, Felipe Reyes (15), Sergio Llull (13), Jaycee Carroll (8) y Rudy Fernández (8), contra los que se mide este domingo en el WiZink Center (17:00, #Vamos).

¿Parece que comienzan a asentarse en la Euroliga? Son dos victorias seguidas…

Son sensaciones positivas más que otra cosa. Hemos mejorado algo en defensa, donde hemos sufrimos bastante desde el principio de la temporada, pero nos gustaría hacerlo más. Estamos en línea ascendente ahora.

¿Cómo va la adaptación de estar en Liga Endesa y en Euroliga?

Tienes que acostumbrarte a jugar cansado. El baloncesto se convierte en algo más mental. Cuando tienes una semana de cinco partidos, desde el cuarto ves a todos con una velocidad menos… eso es lo que más se nota de una Euroliga muy exigente.

¿Le sorprendió el despido de Salva Maldonado?

En su momento, sí. Nadie lo esperaba. Pero también porque era algo (echar a un entrenador a mitad de temporada) que no había ocurrido en el club en años. Luego nos explicaron que era por la dirección del equipo. Se quería tomar un rumbo diferente para intentar mejorar. Son asuntos del mundo profesional.

¿Dentro del vestuario había algún problema con él?

No, no. Con Maldonado es muy difícil enojarse. Es muy tranquilo, paciente… Lo que pasa, creo, es que las cosas no iban bien. Pero nosotros no teníamos problemas con él.

¿Cómo vería la continuidad de Víctor García hasta final de temporada?

En lo que se refiere a Gran Canaria, la gente estaría contenta. Es de la cantera y, desde ese lado, sería un plus. En la parte deportiva, estaría viviendo una etapa de gran exigencia, pero Víctor lleva suficiente tiempo detrás de grandes entrenadores para defenderse en ese departamento. Pero ya veremos qué decisión toma el club.

¿Cuál es su secreto para seguir tan bien con 36 años? Ha sido MVP de la 7ª jornada de la Euroliga, quinto en robos en la Liga Endesa, más de 10 puntos y 13 de valoración por partido…

Trabajar, cuidarse y no hacer muy mala vida como salir de noche. Eso ha deteriorado a muchos jugadores porque no ayuda a que el cuerpo se recupere. Vivo alrededor de mi familia, entreno y me mantengo en un ambiente estable y sano.

En un tiempo en que los jugadores cambian de equipo de un año a otro, usted lleva siete temporadas en el Gran Canaria, ¿cómo es posible?

Creo que encajé bien en Gran Canaria. Pedro Martínez, cuando llegué, me dijo: ‘Este es un buen club para hacer carrera’. Pero esto es como todos los negocios y hay que ganárselo. Y es algo que he conseguido con los años. Lo he logrado con trabajo, haciendo la parte que me tocaba y cuando he podido, un poquito más. Tuve, además, la oportunidad de liderar al equipo bastante pronto por la confianza de Pedro y mis compañeros.

Temporadas seguidas en un mismo club en Liga Endesa

Temporadas seguidas en un mismo club ACB.

Además, vivir en Gran Canaria no está mal…

Estoy supercómodo. Tengo mi familia, mis niños van al colegio… El mayor tiene 16 años y, claro, moverlo de un lado a otro no es lo más adecuado para él. En ese sentido, la parte familiar me ata, no me he querido mover muchas veces por eso y mi primera opción, cada vez que terminaba contrato, era el Gran Canaria. Siempre ha sido así. Y no es lo que lo diga yo, es que tengo una jefa por detrás que dice: ‘¡Oye!' (ríe). El club, además, ha estado encantado conmigo y, por eso, tantos años. Es una unión perfecta.

¿Cómo le gustaría ser recordado?

Como cuando llegué: un jugador peleón, trabajador, que es lo que me ha caracterizado en la Liga desde que aterricé. No quiero que sea como una estrellita, nada de eso. Sino como alguien que se lo ha currado.

¿Es más difícil aguantar tanto tiempo en un club como el Real Madrid por su exigencia? Lo digo por Llull, Felipe, Rudy y Carroll.

Todo depende de las necesidades del Madrid. Al final es eso, el negocio. Si los jugadores rinden, el Madrid los va a mantener. Y ¿quién no quiere a Llull? Rudy, Felipe… tienen mucho nivel y se han convertido en la base del equipo. Han entrado y han salido jugadores, pero el núcleo se ha mantenido, ha competido y ganando títulos. Eso buscan los clubes. Por eso están ahí.

Usted ha jugado con y ante él, ¿existe un efecto Tavares?

Tavares no intimida, es que no te deja lanzar el balón directamente, no es broma. La gente dice: ‘Es que le tienen miedo’. ¡No! Es que cuando sueltas la pelota, la toca y entonces, ¿qué haces? Yo me apiado de mis compañeros cuando se enfrentan a él. Ha crecido muchísimo como jugador. Me acuerdo en un entrenamiento cuando empezó, discutiendo con Pedro Martínez y diciéndole que lo sacará, que no iba a entrenar contra él porque el tío no podía ni caminar. Estaba físicamente muy mal en sus inicios, no tenía patas para nada… se caía solo. Pero al año siguiente, se presentó mucho mejor y se ha convertido en lo que es hoy: un jugador que cambia el partido él solo con su presencia en la pintura.

¿Se imaginaba una evolución así?

Al principio entendía lo que mucha gente comentaba, que no tenía talento, que había empezado muy tarde en el baloncesto… pero yo decía: tiene 2,20 y si aprende, se fortalece físicamente y se puede mover solo un poquito, va a ser muy incómodo jugar contra él porque es muy grande, algo que no es normal en ligas como la ACB. Y ha pasado así. Aunque lo más importante con Edy es que es un buen muchacho, muy humilde y sabe escuchar.

Lo más importante con 'Edy' es que es un buen muchacho y muy humilde

Báez

El Gran Canaria va a tener que remar mucho para estar en la Copa y ahora toca el Madrid…

¡Nos toca bailar con la más! Pero nosotros tenemos que pensar en mejorar, en el día a día. Así ha sido siempre en el club. Cuando nos ponemos más allá de un partido, creo que estamos equivocándonos. No se puede ganar un encuentro de dentro de una semana. Solo puedo ganar el de hoy. Debemos enfocar las cosas de esa manera. No podemos obsesionarnos con la Copa ahora mismo. Ahora nos toca el Madrid y vamos con toda la ilusión. ¿Qué es fácil? No. Nunca lo ha sido fácil.

La República Dominicana está en plena lucha por clasificarse para el Mundial, ¿le haría ilusión?

No tenemos margen de error. Nuestros dos últimos partidos son ante Brasil y Venezuela en casa… y tienen que venir a Dominicana y ganar. No somos una selección de grandes nombres, pero en casa se nos suele dar bastante bien. Yo me he retirado del equipo nacional como tres veces y me siguen trayendo (ríe). A mí me gusta estar con la selección, me lo paso bien cada vez que voy y si tengo la oportunidad de ir, bienvenido sea. Me encantaría, el Mundial es una buena competición donde te encuentras con grandes jugadores. Y cuando me pongo la camiseta de la República Dominicana, siento el orgullo de que cada vez que vuelvo a mi tierra, la gente sepa que hay un grupo de jugadores que tienen nivel para representar al país en estos eventos.

Thompkins, alta y Ayón estrenará nacionalidad española

El Real Madrid se enfrenta este domingo a un Herbalife Gran Canaria con tres bajas (Fischer, Hannah y Nelson), pero en racha tras tres victorias seguidas: dos en Euroliga y una en Liga.

Por su parte, Gustavo Ayón estrenará en ACB su recientemente adquirida nacionalidad española. Su nuevo pasaporte hace que el Madrid tenga solo dos extracomunitarios (el máximo permitido por partido en la Liga Endesa): el argentino Gabriel Deck y el estadounidense Trey Thompkins, que ha sido dado de alta por Anthony Randolph.