Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
D. Zagreb D. Zagreb DZA

-

Rosenborg Rosenborg RSG

-

Olympiacos Olympiacos OLY

-

FC Krasnodar FC Krasnodar KRA

-

Young Boys Young Boys YB

-

E. Roja E. Roja ESR

-

Copa Argentina
All Boys All Boys LLB

-

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

-

NUGGETS 110-NETS 112

37+21 de Nikola Jokic para nada: bombazo de los Nets en Denver

37+21 de Nikola Jokic para nada: bombazo de los Nets en Denver

Ron Chenoy

USA TODAY Sports

Primera derrota de los Nuggets en casa. Los Nets ganan en el último segundo con una gran canasta de LeVert y suman tres victorias seguidas.

Bombazo en Denver, donde Caris LeVert anotó una bombita por encima de Millsap después de sellar con su excepcional primer paso a Gary Harris, un gran defensor, para poner un 110-112 a falta de tres décimas que no se movió con el triple a la desesperada de Malik Beasley. Los Nets ganaron en Denver, donde los Nuggets no habían perdido todavía (6-1 ahora), y enseñaron ante uno de los mejores equipos del arranque de curso su excelente progresión: 6-6 y tres victorias seguidas, dos ante los Sixers (muy holgada) y los Nuggets. No es poca cosa.

Va despacio, pero va: y es un milagro. El general manager Sean Marks y el entrenador Kenny Atkinson cogieron un equipo en tierra quemada, más allá de la zona cero: sin presente y sin ningún tipo de futuro. Y poco a poco, en una de las reconstrucciones más difíciles de la historia y sin nada del glamour que se le presuponía a una franquicia trasladada a Brooklyn y a un pabellón multimillonario, han ido dando pasos en dirección correcta. Muchos silenciosos, alejados de los grandes titulares y los fuegos artificales. Pero sin desfallecer, sin excusas y sin cambiar la hoja de ruta. Rebañando los picks que no tenían de donde podían, casi siempre asumiendo malos contratos, apostando por talentos que otros no ven o no tienen tiempo de desarrollar, amasando clase media como vehículo hacia, algún día, la alta. Y compitiendo. Es, aunque se hable poco de ella porque la NBA siempre tiene otros sitios a los que mirar, una historia fantástica y un trabajo por ahora impecable. Y merece victorias como esta.

Enfrente, los Nuggets acabaron con olor a chamusquina. Esta temporada parecían vacunados de las derrotas inexplicables en los minutos finales que se apilaron durante la pasada hasta dejarles sin playoffs. Pero han vuelto: del -2 en Phoenix sin casi anotar al -2 ante los Nets anotando lo suficiente. Y dos derrotas seguidas para quedar en 9-3 y para enfriar un poco lo que era un ambiente de euforia desatada. Lo peor para ellos es que el triunfo parecía asegurado después de conceder un 2-12 de salida y remar a contracorriente casi todo el partido: de empate en empate en un duelo milimétrico hasta un 110-106 que era casi decisivo a un minuto del final. Casi: Jamal Murray falló una suspensión de cuatro metros y Jokic hizo pasos intentando resolver en el poste ante Allen, y los Nuggets concedieron un 0-6 final rematado por el tiro ganador de LeVert, que antes había habilitado a Jarrett Allen en otro ataque muy bien resuelto. Erigido en una de las revelaciones de lo que va de curso, LeVert ve la luz después de un inicio de carrera marcado por las tres lesiones en el pie que pusieron en duda su futuro cuando apuntaba a estrella en Michigan. Esta vez 17 puntos y 5 asistencias. Y a su lado, 23+4+5 de D'Angelo Russell, un par de triples de Joe Harris, producción desde el banquillo de Dinwiddie, regreso de DeMarre Carroll y otro gran partido de Jarrett Allen, que va cuajando: 18 puntos, 9 rebotes y 6 tapones. Los Nets empiezan a tener un bloque sólido y un estilo definido. Están, en otras palabras, a un par de estrellas de ser un excelente equipo. Y viniendo de donde vienen, es imposible no volver a insistir en el excepcional trabajo de Marks y Atkinson.

Para los Nuggets el partido fue extraño. Nikola Jokic, señalado por su poca agresividad ofensiva en los últimos partidos (en Memphis lanzó un solo tiro, en el último ataque), salió lanzando llamas: 20+12 al descanso, en total 37 puntos, 21 rebotes, 3 asistencias... y 6 pérdidas, incluida la definitiva. Tampoco brilló demasiado Murray (dos partidos discretos desde su exhibición ante los Celtics), que acabó con 16 puntos y 5 asistencias, y Gary Harris firmó un 1/11 ante el mismo LeVert que le desarmó en la jugada de la victoria. Una mala noche. Juancho Hernangómez jugó 14 minutos en los que terminó con 2 puntos y 2 rebotes y los Nuggets tienen un buen baño de realidad ya entre manos. A ver cómo lo manejan porque lo siguiente, además, es recibir a Bucks y Rockets. Cuidado.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar