New York Knicks

GUÍA NBA 2018-2019

GUÍA NBA TEMPORADA 2018-19

New York Knicks: por una vez, algo está cambiando en NY

New York Knicks: por una vez, algo está cambiando en NY

Wendell Cruz

USA TODAY Sports

Quizá nos acabemos equivocando otra vez y todo salga mal de nuevo en Nueva York. Pero estos no son los descerebrados Knicks de años atrás.

AÑO DE CREACIÓN: 1946

PABELLÓN: Madison Square Garden

PROPIETARIO: James Dolan

GENERAL MANAGER: Scott Perry

ENTRENADOR: David Fizdale (primera temporada)

TÍTULOS: 2 (1979, 1973)

PASADA TEMPORADA: 29-53 (fuera de playoffs)

PRINCIPALES ALTAS: Kevin Knox, Mitchell Robinson, Noah Vonleh, Mario Hezonja.

PRINCIPALES BAJAS: Kyle O’Quinn, Michael Beasley, Troy Williams.

CONTRATOS MÁS ALTOS 2018-19: Enes Kanter (18,6), Joakim Noah (18,5), Tim Hardaway (17,3), Courtney Lee (12,2).

PRINCIPALES JUGADORES EN ÚLTIMO AÑO DE CONTRATO: Enes Kanter, Mario Hezonja, Trey Burke, Noah Vonleh.

PLANTILLA: Pincha en este enlace

ANÁLISIS: Porzingis, Knox y el sentido común

Tan cierto que lo ha parecido muchas veces antes y ha acabado siendo un espejismo como que realmente dan ganas de gritarlo (con el enorme riesgo de errar que conlleva...) a los cuatro vientos: los Knicks han cambiado el modus operandi después de lustros de irrelevancia competitiva, probaturas y apuestas por estrellas que se estrellaban y contratos que no iban a ninguna parte. Con David Fizdale tendrán su décimo entrenador desde 2009 en la que va a ser la primera temporada sin ninguna participación de Phil Jackson desde 2014. Nuevos tiempos y propósito de enmienda de los despachos (Steve Mills, Scott Perry) a la pista.

Los Knicks han decidido, por fin, reconstruir desde la base, dando margen y tiempo a sus jóvenes y reconociendo el valor de las rondas altas de draft. La última, un número 9 obtenido tras terminar la temporada 6-24 en los últimos 30 partidos e invertido en Kevin Knox, el torbellino de Kentucky que puede ser una de las sensaciones de la nueva temporada... y una piedra fundacional en el futuro de la franquicia. De la segunda ronda se pescó a Mitchell Robinson, brazos larguísimos e instinto de protección en la pintura, algo que desde luego no tiene Enes Kanter y ya no le queda a Joakim Noah, que ultima su salida del equipo y el final definitivo de lo que fue desde el principio un contrato nefasto (para la franquicia: 4 años y 72 millones).

Knox es la nueva sensación en la Gran Manzana, donde se monitoriza con una mezcla de paciencia e inquietud el crecimiento de un Frank Ntilikina que fue número 8 en 2017 y dejó apenas destellos (competitividad, defensa...) antes de acusar de forma muy evidente el rookie wall en el segundo tramo de la temporada. El otro pilar obvio es, claro, Kristaps Porzingis, que sigue recuperándose de su lesión de rodilla (en febrero) y que puede retrasar su regreso a las pistas hasta bien entrada la temporada... o incluso dejar pasar un año en blanco. Con los Knicks mostrando calma también (otra novedad) con su extensión de contrato, ambas partes se mueven con delicadeza y, por ahora, entendimiento mutuo.

Y, al fondo, la agencia libre de 2019, donde piezas como Kyrie Irving o Jimmy Butler no parecen totalmente fuera del alcance de unos Knicks que tendrán dinero, siempre han tenido el escaparate y ahora prefieren, por fin, esperar acontecimientos y pescar en el mercado en lugar de repetir el fallido patrón que representó como ningún otro el caso Carmelo Anthony: un trade prematuro por una estrella a cambio de un desembolso gigantesco que debilitó la plantilla en el presente y la hipotecó para el futuro.

El impuso renovar de un Fizdale que también quiere reivindicarse tras su fea salida de Memphis, el aroma a estrella que desprende Knox, el magnetismo de Porzingis, tal vez otro pick alto de draft, quizá una estrella con galones el próximo verano... Sí, parece que los Knicks (fuera de playoffs desde 2013) han decidido dar una oportunidad a la sensatez. A ver cuánto dura.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar