Snyder: "Quiero que Ricky tire, pero más que dirija y defienda"

UTAH JAZZ

Snyder: "Quiero que Ricky tire, pero más que dirija y defienda"

Ricky Rubio.

George Frey

EFE

En los seis últimos partidos el base únicamente ha convertido un triple de 23 intentos (4,3%) y en el global de tiros de campo está en 14/56 (25%).

El 1 de noviembre los Jazz sacaban adelante en la prórroga un gran triunfo ante los Blazers. En su tercera noche consecutiva alcanzando la veintena Ricky Rubio se iba hasta los 30 puntos (segunda mejor anotación de su carrera) para refrendar su gran inicio de temporada, la primera lejos de Minnesota desde que en debutara en la NBA a finales de 2012. Utah no conocía la derrota en casa (enlazaba cinco victorias seguidas) y lucía un esperanzador 5-3 que reafirmaba sus aspiraciones de entrar en playoffs.

Pero desde aquel partido ante los Blazers nada ha vuelto a ser lo mismo. El equipo de Salt Lake city ha perdido cinco de sus seis últimos encuentros, cinco de ellos disputados en su pabellón. Para colmo, Rudy Gobert se lesionó la tibia derecha tras un encontronazo con Dion Waiters. Permanecerá de baja un tiempo estimado entre cuatro y seis semanas. Un infortunio que se produjo en pleno bajonazo del otro hombre llamado a liderar la nave jazz tras el adiós de Gordon Hayward: Ricky. Desde que llegaron las derrotas su producción ofensiva se ha desplomado pasando de los 17,5 tantos que promedió en las ocho primeras citas a los 7,3 de las seis últimas. Como cabe esperar, de nuevo sus problemas en el tiro han vuelto a florecer. En esta oscura seria de seis partidos únicamente ha convertido un triple de 23 intentos (4,3%) y en el global de tiros de campo está en un pobre 14/56 (25%). Todo ello a la par que su número de asistencias (promedia 5,6 en sus 14 primeros duelos con los Jazz) se ha situado llamativamente bastante por debajo de los 8,4 de media a lo largo de su carrera en Estados Unidos.

RELACIONADO | Problemas en los Jazz: "Ahora Ricky no es bueno"

Tras la derrota ante los Timberwolves su entrenador Quin Snyder se refirió a los problemas que atraviesa el base. "No quiero hacer un exhaustivo análisis de su tiro. Creo que sus valores más importantes para nuestro equipo son su liderazgo, mentalidad y capacidad para involucrar a sus compañeros. No quiero que se juzgue por su lanzamiento. Lo que quiero es que haga jugar y cuando tenga un tiro que haga la lectura correcta. Esas son las cosas en las que es verdaderamente bueno. Cuando está abierto quiero que lance, pero sobre todo quiero que dirija al equipo y defienda", explica el técnico en declaraciones que recoge el Star Tribune.

Donovan Mitchell

Una de las pocas noticias positivas en plena crisis de resultados está siendo Donovan Mitchell, El número 13 del último draft no se está arrugando y está asumiendo la responsabilidad (en ciertos momentos con la precipitación lógica de un rookie) de liderar a su equipo en ataque. Solo Rodney Hood (15,7) mejora en Utah sus 14,6 puntos. Sus porcentajes de tiro son también manifiestamente mejorables, pero las sensaciones que Mitchell desprende son muy buenas.  

0 Comentarios

Mostrar