Boston se estrena ante Embiid: "No me siento un jugador NBA"

SIXERS 92 - CELTICS 102

Boston se estrena ante Embiid: "No me siento un jugador NBA"

Irving, Horford y Larkin marcaron la diferencia en el último cuarto para los Celtics. Muy bien Rozier. Ben Simmons despega en los Sixers.

Después de la conmoción por la gravísima lesión de Gordon Hayward a los 6 minutos de estrenar la temporada, los Celtics sumaron esta madrugada su primera victoria en el tercer partido. Lo hicieron gracias a un buen último cuarto en el que dejaron atrás a unos Sixers (92-102) que intentarán estrenarse esta próxima madrugada (01:30, hora española) en Toronto.

Segundo partido en dos días consecutivos, lo que significa que Joel Embiid no saltará al parqué del Air Canda Centre. "Siento que no soy un jugador NBA porque no puedo disputar back to backs", comentó el pívot tras el partido. Es la segunda vez esta semana que critica abiertamente ante los medios el plan de limitación de minutos que los Sixers ya le impusieron la pasada campaña, en la que disputó un total de 31 encuentros después de pasarse en blanco las dos anteriores por culpa de las lesiones. Más allá del debate en torno a su estado físico, el camerunés no tuvo su mejor actuación ante Boston. Acabó con 11 puntos, 14 rebotes, 3 asistencias y 2 tapones en 28 minutos, pero con malos porcentajes de tiro (4/16 y 0/6 en triples). "Ellos (por los Celtics) no tuvieron nada que ver en ello. Estaba abierto. Me encontraba solo en todos los triples que lancé", explicaría.

RELACIONADO | Fultz empezará como suplente; Embiid, "decepcionado"

El hombre que personifica el Proceso de los Sixers otorgó con su primera canasta en juego la máxima ventaja a los suyos (65-56) ya pasado el ecuador del tercer cuarto. Fue entonces cuando los verdes despertaron e iniciaron una remontada que en el acto final obraron entre Kyrie Irving (asesino en los minutos finales), Shane Larkin (de dulce con 8 de sus 10 tantos en ese periodo y un +16 con el ex del Baskonia en cancha), Al Horford (maquilló una noche bastante floja) y un Terry Rozier que, no es exagerado decir, ha sido el mejor de los de Stevens en estos tres primeros partidos. El número 16 del draft 2015 aportó 14 tantos, 7 rebotes y 2 asistencias en media hora de juego. Su progresión, notable, es un hecho. 

Jaylen Brown estuvo mejor al inicio. Más regular se mostró Jayson Tatum. Aunque ni uno ni otro tuvieron su mejor noche de cara al aro: 7/21 entre los dos. Aunque, eso sí, ambos contribuyen de manera notable en el rebote, una batalla en la que los Celtics se impusieron con claridad a Philadelphia (55-47) y que les otorgó hasta 22 puntos (por 13 de su rival) en segundas opciones.

Por lo que respecta a los jóvenes de los Sixers, Fultz pasó sin pena ni gloria en los 17 minutos que estuvo en cancha. Mucho más importante resultó la contribución de su predecesor en el 1 del draft. Ben Simmons logró un 11+11+5 que le convierte en el primer rookie que logra al menos 10 tantos, 10 rebotes y 5 asistencias en sus dos primeros partidos NBA desde que en la 1969-70 lo hiciera Kareem Abdul-Jabbar y Connie Hawkins. No está nada mal.  

0 Comentarios

Normas Mostrar