FINALES | WARRIORS - CAVALIERS

Los Cavs creen que McGee jugará poco porque "no es listo"

Dave McMenamin revela lo que le dijo un jugador de los Cavs y el pívot contesta: "Que digan lo que quieran, en América hay libertad de expresión".

Oakland
Los Cavs creen que McGee jugará poco porque "no es listo"
Soobum Im USA Today Sports

Es uno de los jugadores que llegan “frescos” a la rivalidad Warriors-Cavaliers, y que debutan en la tercera parte de la trilogía: JaVale McGee ha sido una de las grandes sorpresas de unos Warriors desesperados por encontrar centímetros tras la salida de Andrew Bogut y Festus Ezeli. McGee, 29 años, había casi lapidado toda su credibilidad y unas facultades físicas propias de pívot verdaderamente dominante. Y aceptó el pasado verano una oferta no garantizada de los Warriors, que escucharon el consejo de Andre Iguodala, su compañero en Denver Nuggets.

Iggy creía que McGee, bien entrenado, podía ser exactamente el tipo de especialista desde el banquillo que necesitaba el juego interior de los Warriors. Su envergadura aporta la protección del aro en la que no se puede contar con Pachulia y su juego por encima del aro es un recurso demoledor en ataque con la defensa centrada en los Curry, Durant, Thompson y compañía. Así que en menos de un año JaVale ha pasado de ser casi ya solo materia de bromas a un jugador renacido y que puede tener minutos importantes en unas Finales.

Pero los Cavaliers no lo creen así. Según el periodista Dave McMenamin, una fuente fiable sobre la franquicia de Ohio y autor de un libro sobre el regreso de LeBron, un jugador del actual campeón le aseguró que ni siquiera contaban con que McGee pudiera estar mucho en pista en partidos de tanta trascendencia porque “no es lo suficientemente inteligente”.

McGee no quiso entrar al trapo, otra prueba tal vez de esa nueva madurez que tanto le ha beneficiado: “No voy a mandar callar a nadie. Esto es América, hay libertad de expresión, que digan lo que les parezca. Además si no dan su nombre, para qué dicen algo así… Hasta podría no ser cierto”. Y dejó claro que eso no iba a ser motivación extra para él: “No me importa hasta ese punto y no necesito a nadie para motivarme más. No necesito más gasolina para el fuego, mi fuego está listo”.