HORNETS 117 LAKERS 113

Batum (23) y Kemba (28), demasiado para los Lakers

El equipo angelino volvió a dar la cara y volvió a caer por décima vez en los últimos once partidos. Tuvieron dos oportunidades para ponerse por delante al final.

Los Angeles Lakers volvieron a caer y ya no es noticia. Tras un buen inicio de temporada (10-10) los de Walton se han deshecho como un azucarillo víctima de las lesiones pero con Young y Russell de vuelta, la dinámica sigue siendo la misma y la de anoche colocó el 11-20 en su casillero, es decir, una victoria y diez derrotas después de un buen arranque en el que algunos les veían en playoffs.

Anoche completaron una primera parte memorable en la que se fueron hasta los 73 puntos -Utah lleva dos partidos sin llegar a 75 en 48', por comparar-. En LA todo fue bien en el primer cuarto y acabaron con 7 triples anotados de diez intentos con Nick Young en 8 puntos y Deng y Lou Williams en siete. Se fueron hasta los 41 puntos en los doce primeros minutos pero Charlotte seguía cerca con 35. El segundo cuarto siguió teñido de púrpura y dorado y el marcador se fue hasta el 73-59 con doce triples de los Lakers al descanso y Jordan Clarkson (5/7) y Nick Young (4/5) siendo los más destacados desde el perímetro. Pero aparecieron los fantasmas. 

Kemba y Batum anotaron 25 puntos entre los dos en el tercer parcial y los 11 de Belinelli desde el banquillo en el último terminaron de matar el partido. A pesar de la pájara, los Lakers tuvieron sus opciones. Una canasta de Nick Young a 2:50 del final les puso 113-110 arriba y no volverían a anotar. Fallaron sus últimos cinco ataques en los que lanzaron tres triples -incluyendo uno de Nick Young en los últimos segundos y yendo uno abajo- y acabaron cayendo. Batum cerraría el choque con una canasta a tabla, tras rebote ofensivo de Kemba Walker, y unos tiros libres.