Competición
  • Clasificación Eurocopa

LA MUJER DE CJ MILES

"Que Draymond Green no le de una patada en sus partes a mi marido, queremos tener hijos"

La mujer del de los Pacers bromea en Twitter con la polémica que rodea al de los Warriors y Marquese Chriss muestra como le dejó el dedo.

"Que Draymond Green no le de una patada en sus partes a mi marido, queremos tener hijos"

Mientras los Warriors le daban una paliza memorable a los Pacers con Klay Thompson anotando en ritmo histórico, la mujer de CJ Miles, el alero de los de Indiana, ponía el picante en Twitter. Lauren Miles se tomó con humor la estrepitosa derrota de su pareja y sus compañeros, en algunos momentos con demasiado humor según algunos, ya que provocó un buen revuelo cuando puso un tuit, con el partido ya ventilado, en el que pedía que al menos Draymond Green no terminara la noche con una de sus ya famosas patadas a su marido… donde más le podría doler: “a ver si al menos Green no le da una patada en sus partes a mi marido, que algún día nos gustaría tener hijos”.

Green, tras sus incidentes con Steven Adams y LeBron James en playoffs (que le costaron perderse el quinto partido de las Finales, el principio del fin de la temporada perfecta de los Warriors), ha vuelto a tener problemas en la última semana. Primero con una patada a James Harden en el partido con dos prórrogas ante los Rockets y en el siguiente con otra, todavía más gratuita, a Marquese Chriss, rookie de los Suns que enseñó cómo le había dejado el dedo (todavía dos días después) ese golpe del ala-pívot de los Warriors.

Mientras, Green se enzarza con la NBA y defiende que está señalado y, por lo tanto, perseguido. La liga le responde que se trata a todos por igual pero que se vigilan con mucha atención las acciones “no naturales” que pueden hacer daño a los rivales y hasta el agente de Dray se mete en el lío. Pero el que más puede perder son los propios Warriors, a la vista de los efectos que podría tener otra pérdida de papeles en, por ejemplo, plenas Finales de un jugador que en lo deportivo es absolutamente esencial para Steve Kerr.