Rockets: ataque total para recuperar el terreno perdido

Houston Rockets

GUÍA NBA2016-2017

HOUSTON ROCKETS | ANÁLISIS

Rockets: ataque total para recuperar el terreno perdido

Tras un año desastroso, los Rockets inician etapa sin Dwight Howard y con James Harden al frente del sistema híper ofensivo de D'Antoni.

Tras alcanzar la Final de Conferencia en la temporada 2014-15, los Rockets sufrieron un notable retroceso el curso pasado. No pasaron de la primera ronda de los playoffs y perdieron quince partidos más que en la anterior Fase Regular, donde acabaron octavos del Oeste (41 victorias y 41 derrotas).

Quedarse lejos del objetivo de pelear por el anillo ha llevado a los dirigentes de la franquicia tejana a iniciar una nueva etapa con Mike D’Antoni en el banquillo, después de cerrar la pasada campaña con el interino J. B. Bickerstaff. Una apuesta que hace difícil imaginar una mejora en una de las grandes debilidades de los Rockets: la defensa. Y aún más sin Dwight Howard, ahora en Atlanta después de haber visto como su protagonismo se reducía poco a poco en un equipo que vivía principalmente del juego exterior. Con D’Antoni, un técnico eminentemente ofensivo, y los fichajes de Ryan Anderson y Eric Gordon, esta tendencia incluso se acentuará. El triple, una de las grandes armas de los últimos años para Houston, seguirá siendo un elemento clave y por ahí harán mucho daño. Pero sin solidez atrás parece complicado que puedan aspirar a grandes metas con garantías.

Un jugador que no brilla precisamente por sus aptitudes defensivas, James Harden, lo acaparará todo. The Beard partirá un año más como uno de los principales candidatos al galardón de MVP de la temporada. Bajo las órdenes de D’Antoni se divertirá en la cancha y a buen seguro hará excelentes números. Conseguir la regularidad de la que carecieron en la campaña 2015-16 y cierto equilibrio en el juego debe ser primordial para Houston, aunque tal y cómo está confeccionado el equipo no será sencillo. La plantilla tiene talento, con varios jugadores que pueden anotar sin problemas, pero también cuenta con agujeros: la pintura, con el joven Capela y el frágil Nené (muchos problemas físicos) como opciones para el puesto de cinco, la falta de bases puros de verdadero talento (aunque Harden será quien lleve la manija del equipo) y un banquillo no del todo fiable. Small ball, juego rápido y marcadores altos será la tónica habitual de los encuentros de unos Rockets con capacidad para ganar a cualquiera… Y para sorprender negativamente cuando menos se espere. A priori, hay apuestas más seguras en la Conferencia Oeste que el nuevo proyecto D’Antoni, quien tendrá ganas de reivindicarse tras su mala etapa en los Lakers.

0 Comentarios

Mostrar