Dirk Nowitzki, toda una vida esperando a las Finales de 2011

Dallas Mavericks

GUÍA NBA2016-2017

DALLAS MAVERICKS | FRANQUICIA

Dirk Nowitzki, toda una vida esperando a las Finales de 2011

Dirk Nowitzki, toda una vida esperando a las Finales de 2011

Chris Graythen

AFP

Cuban y Nowitzki son las grandes personalidades en la historia de los Mavericks, que lograron su primer título hace un lustro.

No tiene una historia muy antigua la franquicia de Dallas. Su nacimiento fue en 1980 por lo que no se puede tirar de imágenes en blanco y negro y jugadores que nos suenan de lejos para hablar maravillas de sus paseos por los Estados Unidos de los años sesenta, llevando el basket a ciudades deseosas de tener el circo en la ciudad. Tienen un encanto especial para los que crecimos en la NBA en los años 80. No me digáis por qué, pero tengo la sensación de que salían en el ‘Gigantes’ o en ‘Cerca de las Estrellas’ más que otros equipos y aquellos Rolando Blackman, Mark Aguirre o Brad Davis se nos clavaron en el corazón a muchos.

Pero es obvio que el renacimiento real y lo que les ha convertido en lo que son, es la época de Dirk Nowitzki. Aún en activo, cuesta citarle como referencia histórica, pero es lo que hay. Nowitzki llega a finales de los 90 a Dallas y, pasito a pasito, porque no fue una explosión gigantesca, se fue haciendo con la afición, primero, y el resto de seguidores de la liga, después, para entronizarse como uno de los más grandes de la liga y poner en el mapa, de manera definitiva, a los Dallas Mavericks, que con él encontraron su esencia, su sello, su personalidad.

Dos Finales dan lustre al curriculum de jugador y franquicia, ambas frente a Miami Heat. La primera en 2006, cuando fueron avasallados por un inconmensurable Dwayne Wade en cuatro partidos seguidos espectaculares (2-4 final). La segunda, en 2011, cuando fueron el improbable rival de los Miami Heat de LeBron James, en lo que tenía que haber sido el inicio de una dinastía y se convirtió en una sorpresa gigantesca. Ya habían dado el campanazo antes eliminando a unos Lakers que también eran muy favoritos.

El propietario: Mark Cuban

Pero, ojo, tan importante como Nowitzki para la historia y la personalidad de los Mavericks es Mark Cuban. El magnate loco, que de loco no tiene un pelo, compró la franquicia en el año 2000 y se implicó tanto que su figura se ha hecho imprescindible en toda la NBA. Locuaz, histriónico, exagerado, pasional… genial.

El general manager: Donnie Nelson

Donnie Nelson es el manager general del equipo. Hijo de Don Nelson, tiene un enorme poder de decisión porque, contra lo que pueda parecer, Cuban no gusta de inmiscuirse en decisiones técnicas sino que dicta las líneas maestras y trata de ejecutar lo que Nelson le recomienda. Hacen una buena pareja directiva.

Estrella histórica: Dirk Nowitzki

¿Alguno se ha parado a contar cuantas veces he nombrado a Dirk Nowitzki en esta previa? Supongo que no, porque es una tarea titánica. Sí, Dirk Nowitzki es la estrella más importante de la historia de los Dallas Mavericks.

Momento histórico: Finales de 2011

Lágrimas. Lágrimas para todos. En las Finales del 2011, en el sexto partido, y ante la evidencia de que Dallas iba a ganar, Nowitzki no aguantó más y, aún con el partido en sus estertores finales, se puso la mano en la cara, en los ojos, y se fue al vestuario a llorar. Toda una vida, una culminación. Perdonad, se me acaba de meter algo en el ojo al recordar esto.

0 Comentarios

Mostrar