LaLiga 1,2,3
Euroliga
Anadolu Efes IST

-

Panathinaikos PAN

-

B. Munich MUN

-

CSKA CSK

-

NBA
Los Angeles Clippers LAC

-

San Antonio Spurs SAS

-

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

107

Golden State Warriors GSW

86

FINALIZADO
Denver Nuggets DEN

138

Atlanta Hawks ATL

93

Campeonato Brasileño Serie A
Final ATP World Tour
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-
john_isner John Isner John Isner
-

Golden State Warriors

GUÍA NBA2016-2017

GOLDEN STATE WARRIORS | PLANTILLA

Curry, Klay, Durant y Green: la tormenta perfecta en Oakland

Curry, Klay, Durant y Green: la tormenta perfecta en Oakland

Cary Edmondson

USA Today Sports

Kevin Durant llega a un equipo que ganó 73 partidos la temporada pasada. A cambio, algo hay que perder, se han ido dos titulares: Barnes y Bogut.

Como siguen los principales y sigue el estilo, parece que han cambiado pocas cosas en los Warriors. Pero del equipo que ganó el primer anillo en la 2014-15 han desaparecido siete de los doce principales de la rotación: Barnes, Bogut, Barbosa, Ezeli, Lee, Speights y Rush. Más allá de los Splash Brothers y de la eclosión sideral de Draymond Green, los Warriors eran aquello de Strength in Numbers: la fuerza de los números, el poder del colectivo. Ahora son, desde luego, un equipo menos profundo, que quizá maneje menos variantes... aunque estas serán seguramente especialmente demoledoras.

Desde luego los cambios principales son, por un lado, la llegada de un top 3 de la NBA como Kevin Durant en el lugar de ese sí pero no eterno en el que se estaba convirtiendo Harrison Barnes (muy señalado además en la derrota ante los Cavaliers). Y por otro, la salida de Andrew Bogut, un jugador esencial por mucho que no formara en el quinteto pequeño con el que los Warriors deslumbraban (con Green de cinco y Barnes de cuatro). El australiano daba una variante fundamental para los órdagos a grande y era un especialista en protección del aro que entendía el juego, pasaba el balón, nunca se apartaba de una pelea y, asunto crucial, ponía unos bloqueos de granito en los que comenzaba la arquitectura ofensiva que acababa en los triples liberados de Curry y Klay. Pachulia comparte algunos de esos valores pero es un jugador menor, en tamaño y en categoría, que un Bogut con, eso sí, más problemas de salud.

Pero todo, todo, merecía la pena para hacerse con Durant. Además Pachulia ha firmado por 2,8 millones y David West por 1,5. Con ellos, Varejao y esa extraña wild card que es JaVale McGee, el juego interior ofrece garantías. Además siguen Iguodala y Livingston, dos jugadores absolutamente esenciales, y aparecen en escena dos rookies que pueden resultar valiosos: el pívot Damian Jones y Patrick McCaw, un exterior con habilidad para defender y jugar en transición. En fin: un equipo creado para hacer historia, ni más ni menos.

El entrenador: Steve Kerr

Un año complicadísimo, en el que se perdió el primer tramo de temporada por unos problemas terribles de espalda, acabó en título de Entrenador del Año... y en el chasco de las Finales. Kerr jugó en los Bulls del 72-10 y entrena a los Warriors del 73-9. Trabajó para Phil Jackson y Gregg Popovich, conoció de primera mano a los Suns de Mike D'Antoni... y con todo ese bagaje y un carácter idóneo para la gestión de un éxito tan masivo, se enfrenta ahora al reto de hacer funcionar a la madre de todos los súper equipos. Un bendito problema, desde luego.

La estrella: Stephen Curry

Es difícil señalar a la estrella en un equipo en el que Klay Thompson y Draymond Green son tercero y cuarto (sitúense al gusto) en el orden jerárquico. Se puede debatir largo y tendido si Kevin Durant todavía es mejor o no, hoy por hoy, que Stephen Curry. Pero lo que está claro que es el alero es el recién llegado y el base el rostro de estos Warriors históricos y MVP de las dos últimas temporadas. En la última, además, anotó 402 triples. 4-0-2. Y en esta tiene ganas de revancha después de unos playoffs 2016 que fueron un sufrimiento para él, lastrado por las lesiones e incapaz de guiar a su equipo al anillo cuando éste estaba a medio paso. Peligro.

Stephen Curry

0 Comentarios

Mostrar