SAN ANTONIO SPURS 94-MEMPHIS GRIZZLIES 68

Así es la cara que se te queda cuando te defienden 222 cm.

Boban Marjanovic siempre impacta cuando salta al parqué. Si Tyler Hansbrough no se lo pudo creer, Matt Barnes no pudo más que reírse.

Boban Marjanovic es una de la gran sorpresa para los jugadores y espectadores de la NBA esta temporada. Con 222 centímetros (y unas manos capaces de empequeñecer un bidón de cuatro litros), el pívot provoca un gran (y cómico) impacto sobre los hombres que tienen que enfrentarse directamente a él. El primero en quedarse alucinado (y algo apesadumbrado) fue Tyler Hansbrough (Hornets); ahora, en Playoffs, le tocó el turno a Matt Barnes. Eso sí, cada uno tuvo una reacción diferente, aunque ambas fueron igual de graciosas.