NBA

Los Angeles Lakers: todos los datos de un desastre histórico

Los Lakers han batido casi todos los récords negativos posibles en una temporada calamitosa, la tercera seguida en la que baten su marca de más partidos perdidos.

Los Angeles Lakers: todos los datos de un desastre histórico
Sean M. Haffey AFP

La afición de los Lakers vive esperanzada de cara al futuro por el talento del joven trío formado por D’Angelo Russell, Jordan Clarkson y Julius Randle. También por la amplia capacidad salarial de la que gozará el equipo el próximo verano para moverse en el mercado (más de 60 millones de dólares), además de por la posibilidad de añadir a la plantilla a un jugador top-3 del próximo draft. Pero todo ello son, de momento, incógnitas por resolver. Castillos en el aire que está por ver en qué quedan. La realidad de los fríos datos del curso 2015-16, así como de los dos anteriores, muestra que queda mucho trabajo por hacer en el Staples Center para culminar la resurrección de un equipo que ya no va a contar sobre la cancha con su referente de los últimos veinte años, Kobe Bryant, y que podría cambiar de entrenador de cara a la próxima campaña (al menos así lo esperan muchos de sus seguidores).

El agujero negro en el que han vivido los Lakers por tercera temporada consecutiva no ha dejado de producir registros negativos en la segunda franquicia más laureada de la NBA. El récord de esta campaña, 17 victorias y 65 derrotas, con el peor porcentaje de triunfos de toda su historia (20,7%), obviamente es el más llamativo, pero no el único. Se han producido más situaciones inéditas para los sufridos aficionados púrpura y oro. Y algunas bastante duras. Caer fuera de casa por 48 puntos (123-75) fue una de ellas. Sucedió el 28 de marzo en Utah, cancha poco amistosa tradicionalmente para los angelinos, y supuso un récord lejos de su público. Fue, asimismo, la peor derrota de la historia de los Lakers junto a la que sufrieron como locales ante los Clippers el 6 de marzo de 2014 (94-142). Este curso, además, los Thunder les ganaron en dos ocasiones por diferencias sonrojantes: +40 el 19 de diciembre (118-78), la séptima mayor paliza que han sufrido los 16 veces campeones, y +35 sólo cuatro días después (85-120). También los Warriors infligieron a los Lakers una de sus más duros castigos, +34 el 24 de noviembre (111-77), en un encuentro en el que sucedió algo insólito para el equipo de la Mamba Negra: nadie metió más de 10 puntos. Nunca había pasado algo así en Los Angeles Lakers.

Perder, la especialidad de la casa púrpura y oro en los últimos tiempos (no acumulaban tres temporadas consecutivas con balance negativo desde 1961), fue lo que no dejaron de hacer los californianos entre el 14 y el 31 de enero, sumando diez derrotas consecutivas, igualando su peor racha de siempre. No ha sido un caso aislado en una campaña en la que ampliaron a 17 las derrotas seguidas ante equipos de su conferencia, la Oeste, en una secuencia de resultados en contra que comenzó en el curso 2014-15 y que concluyó tras ganar a Denver el 22 de diciembre. 14 de esas 17 derrotas fueron en la 2015-16. En febrero también enlazaron ocho encuentros seguidos sin saborear la victoria y, entre noviembre y diciembre, siete.

Sin respuesta ante los Clippers

Menos trascendente, pero también doloroso para los Lakers por el rival, es el hecho de haber perdido ante los Clippers, los vecinos de Los Ángeles a los que siempre han mirado por encima del hombro, en las once últimas ocasiones en las que se han enfrentado, cuatro de ellas en laTemporada Regular que acaba de finalizar. Tampoco han ido mejor las cosas ante otro rival de la Pacific Division, los Sacramento Kings, equipo que este curso les ha ganado todos los partidos en los que se han medido por primera vez en la historia. Otro conjunto que estará ‘agradecido’ a los Lakers es Philadelphia. El 1 de diciembre, los Sixers evitaron entrar en los libros de historia por protagonizar, en solitario, el peor inicio de siempre al ganar su primer encuentro de la campaña ante los angelinos (103-91). Hasta entonces, su balance era de cero triunfos y 18 derrotas.

Mientras todo esto sucedía, Byron Scott ha ido consolidando su posición como el entrenador con peor porcentaje de victorias que han visto los 16 veces campeones, con un 23,2% (38 triunfos y nada menos que 126 derrotas en dos campañas). Y sus Lakers han cerrado el curso siendo el peor equipo en porcentaje de tiros de campo (41,4%) y de triples (31,7%), en asistencias (18 de media) y en puntos por partido (97,3).

En definitiva, pocas cosas han ido bien a nivel colectivo en la temporada de despedida de Kobe Bryant, con el vodevil del famoso vídeo protagonizado por D’Angelo Russell y Nick Young como digno colofón de otro año negro. La buena noticia para ellos, al menos en teoría, es que las cosas deben tender a mejorar. No debería ser demasiado difícil después de batir tres temporadas seguidas su récord de derrotas y de ser el segundo peor equipo de la NBA en la 2015-16. De momento, todos los ojos de los Lakers estarán puestos en una fecha clave, el 17 de mayo, día en el que tendrá lugar la lotería del draft. Los californianos mantendrán su elección siempre que les toque entre los tres primeros. Si no es así, irá a manos de los Sixers. Toca cruzar los dedos en los despachos del Staples Center.