MINNESOTA TIMBERWOLVES

Ricky Rubio (8,3), en el Top-5 de máximos asistentes del curso

Desde su debut, el español siempre ha acabado la temporada entre los diez mejores pasadores de la NBA. John Wall lidera la categoría con 10,1.

0
Ricky Rubio (8,3), en el Top-5 de máximos asistentes del curso
EFE EFE

Ricky Rubio ha vuelto en su mejor versión. Desde su vuelta a las canchas, tras perderse 88 días por un esguince severo en el tobillo izquierdo, el español ha dado un lavado de cara al equipo. Sin él, los Minnesota Timberwolves sólo han ganado el 16,2% de sus partidos (7 de 43), mientras que con Ricky en pista, esa cifra asciende al 41,6% (5/12). Además, ha cogido el papel de líder que se le suponía y sus números lo atestiguan. Promedia 12,1 puntos en los siete encuentros que ha jugado una vez superada la lesión y 7 asistencias. Esta última, es la faceta predilecta de Rubio.

El base es un maestro a la hora de encontrar a sus compañeros en la mejor posición posible con pases normales, espectaculares e imposibles. En lo que llevamos de temporada, lleva una media de 8,3 asistencias por duelo, situándose entre los cinco primeros en esa categoría. El problema es que no podrá clasificarse entre los líderes al final de la Regular Season, es decir, aunque superará a John Wall, actual líder con 10,1, la NBA no lo consideraría el máximo asistente, como explica la página de la ESPN en su parte inferior (ahí se puede ver que no aparece).

¿El motivo? Un jugador debe haber disputado al menos el 70% de partidos, hecho ya imposible para el de El Masnou porque lleva, en estos momentos, 12 encuentros de los 55 que han disputado los Wolves, un 21,8% y si jugase los 27 que quedan, sólo alcanzaría el 47,5%

Esta situación no impide dotar de relevancia el papel como distribuidor de Ricky. En las cuatro temporadas que lleva en la liga estadounidense, nunca ha bajado de la décima posición en esa categoría:

2011-12 | 6º, con 8,2.

2012-13 | 10º, con 7,3.

2013-14 | 4º, con 8,6.

2014-15 | 5º, con 8,6 (en estos momentos).