Ángela Salvadores: “Quiero ser la mejor, como lo era Petrovic”

Un nuevo reconocimiento

Ángela Salvadores: “Quiero ser la mejor, como lo era Petrovic”

Ángela Salvadores: “Quiero ser la mejor, como lo era Petrovic”

Ángela Salvadores (Oviedo, 10-03-97), Premio Promesa AS, sigue cosechando éxitos. FIBA la ha elegido la mayor perla del basket europeo. En tres semanas jugará su primera Copa.

—Hace una semana fue elegida la mayor promesa de Europa, ¿cómo se enteró?

—Me llamó mi padre. Me extrañó, porque tampoco esperaba mucho que me lo dieran. Me puse muy contenta.

—Le metió 40 puntos a EE UU en una final. ¿Cuántas veces ha visto ese partido?

—Entero, dos. Aunque trozos sueltos, de vez en cuando.

—Dice que le da vergüenza eso de recibir premios.

—Porque han sido todos muy seguidos. Mis amigas me dicen ‘deja alguno para el resto’ y por eso me da algo de vergüenza, aunque se agradecen.

—¿Alba Torrens es un espejo en el que mirarse?

—Es la mejor de Europa, pero su estilo no tiene que ver mucho con el mío, porque ella es más física. Pero es un ejemplo y también estuvo en el Siglo XXI.

—¿Cómo fueron sus años allí?

—Durillos, porque soy muy familiar. Mi madre no quería que me marchara, pero entre mi padre y yo la convencimos. No quería arrepentirme. Hay que luchar por lo que una quiere.

—El curso que viene se va a Duke, ¿nerviosa?

—Más bien intrigada. Que me vayan bien las cosas sólo depende de mí.

—Practicó atletismo, fútbol, kárate... ¿Cuándo se decantó por el baloncesto?

—Cuando me fui al Siglo XXI no lo tenía claro, pero es el deporte que más me gustaba.

—¿En qué ha notado más el cambio a la Liga Femenina?

—En todo. Físicamente son superiores y hay más calidad. Es un basket distinto.

—¿Cómo se compatibiliza seguir en el instituto y ser deportista profesional?

—Esforzándose. Segundo de Bachillerato es un curso complicado. Tengo menos tiempo libre: cuando no estoy en clase o entrenando, tengo que hacer deberes, pero merece la pena, aunque a los viajes siempre vaya con libros.

—En tres semanas se estrenará en una Copa, ¿ilusionada?

—Muchísimo. Es un torneo con mucho ambiente. Sé que no somos favoritas, pero quiero disfrutar de la experiencia y, ¿por qué, no?, dar la sorpresa.

—Se hizo del Liverpool con la marcha de Torres. ¿Vuelve a ser del Atleti ahora?

—¡Qué va! Yo ya no me cambio de equipo, pero sí que veo al Atleti con mejores ojos.

—Descubrió a Drazen Petrovic en Hermanos y enemigos.

—Me encanta ese documental. Me gusta Petrovic por el carácter que tenía y por cómo se sacrificó. Ésa fue la clave de su éxito: entrenó más que nadie. Me acuerdo de él cada vez que me preparo. Es también mi consigna: tengo que trabajar más que nadie para ser la mejor.

0 Comentarios

Normas Mostrar