El Real Madrid dice que Pablo Laso seguirá como entrenador

Real Madrid

El Real Madrid dice que Pablo Laso seguirá como entrenador

El Real Madrid dice que Pablo Laso seguirá como entrenador

Jesús Aguilera

El Madrid ha cerrado mal la temporada con derrota en las dos finales claves: Euroliga y Liga Endesa. Muchos apuntan a Laso, pero en el club blanco aseguran que va a seguir.

En un par de meses el Madrid ha pasado de tocar el cielo, con su mejor juego en décadas, al averno tras dos derrotas en dos finales, en la Euroliga ante el Ma­ccabi y frente al Barça en la Liga Endesa. Muchos dedos apuntan a Pablo Laso, pero ayer el club blanco, de manera extraoficial, aseguraba que iba a seguir (en noviembre renovó hasta 2016).

Su futuro se ha debatido dentro de la entidad y es posible que se continúe haciendo la próxima semana, en las reuniones que definirán la plantilla. A veces, cuando hay muchas voces a opinar, lo que ayer era sí mañana es no. Incluso se ha barajado el nombre de Katsikaris­. Pero el relevo de Laso sería difícil de justificar y metería de nuevo al baloncesto blanco en esa vorágine destructora de la que tanto le había costado salir. En la que se incluye la maldición del entrenador, esa que dice que desde la marcha de Lolo Sainz, hace un cuarto de siglo, ningún técnico pasa de los tres años. Ninguno. Frontera que alcanzaron y no cruzaron Luyk, Obradovic, Scariolo y Plaza. Para otros, el camino fue aún más corto: Karl, Brabender, Martín, Imbroda, Lamas, Maljkovic y Messina.

Laso lleva... sí, exacto, tres campañas. Al borde de saltar el abismo. Su continuidad parece la única opción sensata, lo que no impide el análisis y la crítica interna. “Todos los partido son importantes”, se ha cansado de repetir Laso. Quizá la lección de este año es que eso no es así, que en 80 encuentros hay que dar descansos. Sólo entre la Liga regular y la primera fase de la Euroliga, Llull­ sumó 271 minutos más que Huertas y Rudy 104 más que Navarro.

Las tensiones en el vestuario parecen subsanables. La mayor tirantez está en la relación del propio Laso con Mirotic, que ha acabado el curso en crisis de confianza. Pero Mirotic ha decidido irse a la NBA. Primero, eso sí, tiene que recibir de forma oficial la oferta de los Bulls, lo que no ocurrirá hasta dentro de unos días, y luego hacer frente a la cláusula de rescisión: 2,5 millones. De su marcha y de su sustituto depende la plantilla, aunque habrá pocos cambios. Draper no seguirá. Su puesto podría ocuparlo Tomás Bellas, pero tiene contrato con el Gran Canaria y el Madrid no quiere pagar traspasos. Bourousis­ y Slaughter están cerca de renovar. Y Mejri seguirá. Lo normal es que se fiche a otro alero, aunque Darden podría acompañarle. Se lo ha ganado, aunque es otra decisión por tomar.

Comentarios

Comentarios no disponibles