Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Euroliga
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Ligue 1
Euroliga
FINALIZADO
Olympiacos OLY

68

Zenit San Petersburgo ZEN

77

El Olympiacos obra el milagro y tumba al CSKA

Euroliga | CSKA Moscú 61 - Olympiacos 62

El Olympiacos obra el milagro y tumba al CSKA

El Olympiacos obra el milagro y tumba al CSKA

rodolfo molina

Una canasta de Printezis, a 7 décimas del final, decide la Euroliga.

Tuvieron que pasar quince años para que ese viejo zorro que es Dusan Ivkovic llevara de nuevo al Olympiacos a la cumbre del baloncesto europeo y, además, por la puerta grande: doblegando al CSKA Moscú de Teodosic y Kirilenko, el gran favorito, tras remontar 19 puntos. Un triunfo que fue el de la fe y el de no querer doblar la rodilla ante el gigante ruso. En 1997, en Roma, Ivkovic daba el primer triunfo a los griegos al derrotar al Barcelona. Ayer lo repetía en Estambul en una final de infarto.

A nueve segundos para el final, y con 61-60 en el marcador, Siskauskas fallaba dos tiros libres que podrían haber sentenciado el partido. Y tras coger el rebote en la penúltima posesión, Printezis penetraba con una bombita lateral que establecía el 61-62 final a falta de siete décimas de segundo para la conclusión, entre el delirio de los cuatro mil aficionados que acompañaban al Olympiacos en el Sinan Erdem Arena.

El partido parecía roto con tres triples de Teodosic en un minuto, pasando el marcador de 16-11 a 25-13 (min. 16). Sólo Spanoulis (MVP de la Final Four) respondía por parte de los de El Pireo y la ventaja rusa llegaba a su punto álgido (53-34, min. 28), pero Olympiacos no se había rendido todavía. Una defensa durísima y una gran efectividad en ataque le llevaban a un parcial de 2-18 (55-52, min. 37). Los jóvenes jugadores del equipo griego parecían tener alas, mientras Teodosic se iba diluyendo y Kirilenko anotaba su último punto de tiro libre (60-55).

Printezis era omnipresente y Papanikolau parecía ser todo un experto veterano. Y hasta el final del encuentro sólo llegaba un tiro libre de Teodosic (61-58) a falta de 19 segundos. A partir de ahí, la fe griega pudo con la soberbia rusa. Un triunfo de oro.

Kirilenko

"Estoy especialmente decepcionado porque hemos pecado absurdamente de exceso de confianza y su defensa les llevó a tener más acierto en ataque al final".

Ivkovic

"Para mí esta victoria es más importante que la que logré con este equipo en 1997. Especialmente por los años que he tardado en lograrla y ante un rival como el CSKA".