FAMOSOS

Steven Seagal acusa a Zelenski de crímenes de guerra

El actor, al que Vladimir Putin le concedió la nacionalidad rusa en 2016, ha realizado una polémica visita a la prisión de Yelenovka (Ucrania) donde hubo una masacre.

Actualizado a
Steven Seagal.

Steven Seagal (70) se convirtió en una sombra de sí mismo, casi una caricatura, hace mucho. El que una vez fuera considerado como una de las grandes estrellas del cine de acción, ha sido noticia en los últimos tiempos más por sus escándalos y excentricidades que por cualquier otro aspecto de su vida.

En la primera categoría podemos enumerar una avalancha de acusaciones por acoso sexual, que incluyen supuestamente desde insinuaciones o actitudes inapropiadas hasta un caso de violación, mientras que en la segunda se podría encuadrar el hecho de que ahora sea más ruso que Vladimir Putin.

Con su imagen seriamente dañada, el actor buscó refugio en el líder que ha puesto patas arriba el mundo, que le concedió en 2016 la nacionalidad rusa y en 2018 le otorgó un cargo diplomático cuya nomenclatura es tan interminable como absurda es su finalidad: representante especial del Ministerio de Exteriores ruso para las relaciones culturales con Estados Unidos. Humo.

En 2021, el actor se sumó al al partido político ruso Una Rusia Justa, afín a Vladimir Putin. Una Rusia Justa cuenta con representación en la Duma o Parlamento ruso y está formalmente en la oposición, pero está considerado un partido leal al presidente ruso. Seagal militó anteriormente en el partido Por la Libertad del escritor Zajar Prilepin, igualmente cercano al Kremlin, pero la formación se ha aliado recientemente con Una Rusia Justa y otro partido menor del Parlamento.

Pide la paz, pero añade más leña al fuego

Con semejante hoja de servicios, había cierto interés por conocer su opinión en relación a la invasión rusa en Ucrania. “La mayoría de nosotros tenemos amigos y familiares en Rusia y Ucrania. Veo a ambos como una sola familia y realmente creo que hay una entidad externa que gasta enormes sumas de dinero en propaganda para provocar que los dos países estén en desacuerdo”, aseguraba el actor a Fox News a principios de marzo.

A pesar de obviar el hecho de que su ‘protector’ fuera el desencadenante de todo, el intérprete de películas como Alerta Máxima deseo una “resolución pacífica”. “Rezo para que ambos países lleguen a una resolución positiva y pacífica gracias a la que podamos vivir y prosperar juntos en paz”, zanjó el actor, que ahora ha pisado el suelo del país que le declaró persona non grata en 2017.

Y es que en las últimas horas han trascendido unas imágenes de Seagal visitando las ruinas de la prisión de Yelenovka, situada en el Dombás al este de Ucrania, donde un reciente ataque dejó decenas de prisioneros de guerra ucranianos muertos, al menos 50. Un acción sobre la que ambos países se culpan mutuamente y que el actor evidentemente no atribuye a las fuerzas rusas en un vídeo publicado por por el medio TVZVEZDA. Es más, llega a acusar a Volodymyr Zelenski de crímenes de guerra dando muestras de que tiene pocas intenciones de fomentar la paz que reclama.

Y es que Seagal acusa al presidente del país de querer silenciar a un “nazi” detenido en la prisión. “Lo interesante es que uno de los nazis asesinados es un nazi que estaba confesando cosas sobre Zelenski, como que es responsable de las órdenes de tortura y otras atrocidades que violan no sólo la Convención de Ginebra, sino que también son crímenes contra la humanidad.”

Lo cierto es que existen muchas dudas sobre la autoría del ataque, pero Ucrania acusa a la milicia privada rusa Wagner y ha ordenado una investigación de los sucedido. Mientras, Steven Seagal apunta en dirección contraria en un evidente acto propagandístico.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?