FAMOSOS

¿Qué fue de Zahia Dehar, la escort del escándalo que afectó a Benzema y Ribery?

En un pódcast para L’Equipe, la ahora modelo ha negado que fuese ella quien diera el chivatazo de su encuentro sexual con los futbolistas siendo menor de edad.

Actualizado a
¿Qué fue de Zahia Dehar, la escort del escándalo que afectó a Benzema y Ribery?

En 2010, los futbolistas Frank Ribery y Karim Benzema fueron detenidos preventivamente e interrogados tras haber mantenido relaciones sexuales con una escort de lujo menor de edad. La joven, de nombre Zahia Dehar, ha roto su silencio después de trece años en una entrevista en un pódcast de L’Equipe. El suceso, que alcanzó una magnitud internacional, terminó con la absolución de los dos futbolistas al considerar tanto la Fiscalía como el Tribunal Correccional de París que era imposible que los jugadores supieran la verdadera edad de la chica.

El escándalo me afectó mucho, porque ni lo busqué ni lo provoqué. Yo no denuncié a nadie ni fui a la Policía. Vinieron a buscarme porque tenían grabaciones suyas”, ha explicado negando su vinculación con toda la trama judicial que se abrió más tarde. En declaraciones de aquella época, Dehar aseguró que las relaciones sexuales habían sido consentidas y que ella “no les dijo la verdad sobre su edad porque siempre ha aparentado más años”.

Aunque la exculpación de los deportistas supuso el carpetazo mediático al asunto, Zahia Dehar ha lamentado el calvario en el que se convirtió su vida desde ese momento. “Mi nombre salió en la prensa a mí pesar e incluso pensé en suicidarme. Esta etiqueta es ‘lo peor que una mujer puede llevar en la sociedad’. Y empezar mi vida adulta con esta etiqueta fue muy duro”, ha subrayado.

A día de hoy, Zahia Dehar es modelo, actriz y diseñadora de lencería. Tras más de una década de preocupaciones en la que ha sentido “falta de empatía” y “deshumanización”, la joven, que ahora tiene 31 años, consiguió encontrar trabajo. “Fue una misión enorme: o me suicidaba o intentaba superarlo. Era una misión casi imposible lograr encontrar trabajo y seguir hacia delante haciendo las cosas que me gustaban”.

No obstante, sus miedos no se veían reflejados únicamente en su trayectoria profesional, sino que se extendían hacia su vida personal. “Pensaba en cómo sería tener una relación o una vida familiar. A cada hombre que se acerque a mí le dirán: ‘Pero ¿irás con ella de todos modos? Esa chica...’ Me habrían matado”, ha zanjado.