TELEVISIÓN

Jordi Cruz confiesa que grabó ‘Club Disney’ “de empalme unas cuantas veces”

El presentador ha concedido una entrevista para ‘Vanity Fair’ en la que analiza su llegada y su vida en la televisión y un grave desengaño amoroso.

Actualizado a
Jordi Cruz confiesa que grabó ‘Club Disney’ “de empalme unas cuantas veces”

Jordi Cruz se convirtió en un rostro habitual de la televisión a finales de los años 90 y principios de los 2000. Su trabajo como presentador en programas como ‘Club Disney’, ‘Art Attack’ y ‘Megatrix’ le lanzaron al estrellato, y ahora ha sacado un libro titulado ‘Mejor no te lo creas’ en el que desgrana cómo vivió su llegada a la pequeña pantalla y cómo supo gestionar una creatividad que le trajo algunos problemas en el colegio. Y es que el catalán llamaba la atención de los profesores por la fantasía que utilizaba en sus dibujos y lo creativo que era, algo que desgraciadamente no estaba bien visto entonces por sus profesores y psicólogos.

Pero esa faceta tenía que salir por algún lado y lo hizo en los medios de comunicación, primero a nivel local y posteriormente en la televisión nacional. Después de ir “dos días” a la universidad porque se lo había prometido a su padre y se había metido en Filología Italiana, envió una cinta y fue elegido para presentar ‘Club Disney’ en TVE, aunque solo un año después pasaría a Telecinco. Sobre esta etapa ha hablado en una íntima entrevista para la revista Vanity Fair, un diálogo en el que ha confesado que nunca hizo el programa estando “piripi” pero sí “de empalme, unas cuantas veces”. Y es que por aquel entonces tenía 19 años y el programa se hacía los sábados por la mañana, por lo que salía los viernes con sus amigos y “tenía algo así como una hora establecida para dejar de beber alcohol”. Además, asegura que “por suerte soy un buen bebedor y no me emborracho, pero lo que sí hacía era seguir bailando y pasándolo bien”. En el plató solucionaba las ojeras con “una cosa maravillosa que hay en la televisión que es el maquillaje”.

Gracias a Disney pudo ir a Disneyland Paris a trabajar, aunque no era tan idílico como la gente pensaba porque “aunque formáramos parte del universo Disney, solo formábamos parte de una de las partes de ese universo”. Además, le dieron la oportunidad de entrevistar a Mecano, su grupo favorito, pero tuvo la mala suerte de que se estaban separando y finalmente no hablaron con él.

Jordi Cruz se había ganado a la audiencia y fue elegido para grabar Art Attack, un espacio que se rodaba en un pueblo de Reino Unido durante quince días al año, de manera que podía compaginar ambos trabajos con total facilidad. No obstante, no podía hacerlo con otros proyectos que no fuesen de temática infantil y fue su madre la que le convenció de que siguiera en el espacio de manualidades. Eso sí, asegura que estuvo a punto de dejarlo para trabajar en ‘Al salir de clase’ y ‘Periodistas’, pero finalmente no se dio como él esperaba.

Un desengaño amoroso que le llevó al hospital

Jordi Cruz ha recordado en la misma entrevista la ocasión en la que terminó hospitalizado por culpa de un desengaño amoroso que le provocó una fuerte crisis de ansiedad. “Ahí es cuando te digo que tienes gente a tu alrededor que te quiere bien”, explica. “Empecé a aprender que no era tan necesario estar siempre in love o ese estado de éxtasis amatorio, y aquello me ayudó bastante”. Eso sí, no le quitó las ganas de volver a enamorarse dado que siempre ha sido un chico al que le ha gustado buscar el amor, sentir el amor y perseguirlo de una forma “muy peliculera”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?