GASTRONOMÍA

El truco de Karlos Arguiñano para triunfar con la ensaladilla rusa en verano

Es probablemente la receta por excelencia cuando aprieta el calor y la reina del verano en hogares, bares y chiringuitos de todo el país.

Actualizado a
La ensaladilla rusa es una de las recetas del verano.

Aunque es posible que de rusa solo tenga el nombre, se trata de una de esas recetas más socorridas de la gastronomía española que nunca defrauda. No está nada clara su procedencia ni el por qué del nombre que recibe, pero lo cierto es que es indiferente. Se trata de un plato redondo y accesible muy socorrido en hogares, bares y chiringuitos de todo el país. Por algo será.

Así pues, si este verano quieres triunfar con este plato típico de la gastronomía veraniega española solo hay que prestar un poco de atención a lo que indica Karlos Arguiñano. El cocinero vasco comparte una sencilla forma de elaborarla en la que importan los ingredientes, pero más si cabe el proceso de preparación.

Ingredientes (4 personas):

- 2-3 patatas (450 g)

- 4 zanahorias

- 2 huevos

- 20 aceitunas rellenas

- 3 cucharadas de guisantes en conserva

- 2 latas de atún en aceite (200 g)

- 2/4 de mayonesa casera preferiblemente

- sal

- perejil

Elaboración paso a paso

- Pon las patatas (limpia y con piel) a cocer a fuego suave en una cazuela con agua fría. Pela las zanahorias y añádelas. Déjalas cocer (patatas y zanahorias) durante 25 minutos. A los 25 minutos de cocción, introduce los huevos, 1 cucharada de sal y deja cocer durante 10 minutos más.

- Escurre el agua, deja que se temple todo. Reserva las zanahorias en un plato y pela las patatas y el huevo.

- Pica la patata y el huevo en daditos. Corta las zanahorias en 4 cuartos a lo largo. Apila los trozos y córtalas perpendicularmente hasta conseguir trocitos pequeños.

- Corta las aceitunas por la mitad y después finamente.

- Pon la patata, el huevo, la zanahoria y las aceitunas en un cuenco grande, agrega los guisantes y el atún desmigado .Incorpora la mayonesa, mezcla suavemente. Prueba, pon a punto de sal y sirve. Adorna con una rama de perejil.

Truco:

En esta ocasión, no se añade vinagre al agua de cocción de las patatas porque, como es para preparar una ensaladilla, no importa que las patatas se rompan en la cocción.

Origen de la ensaladilla rusa

Si te preguntas cuál es el origen de la ensaladilla rusa y el por qué de su nombre, lo cierto es que hay muchas teorías y pocas certezas. La que le otorga a Rusia el origen se basa en la figura poco rusa de Lucien Olivier (1838-1883), un cocinero belga de origen francés, que se hizo famoso en Moscú gracias a una ensalada de ingredientes un tanto elitistas que con el paso del tiempos se fue democratizando con otros más cercanos a lo que hoy conocemos.

Pero lo cierto, la receta de Oliver está considerada como una variante o versión de algo que ya existía y que, sorpresa, ya se denominaba ensalada rusa mucho antes de que el cocinero belga pusiera un pie en Moscú. Y es que reconocidos chefs como Antonin Carême, Charles Elmé Francatelli o Urbain Dubois ya habían experimentado con la receta. Eso sí, el nombre es el mayor de los misterios y no se descarta que sea el resultado de una nomenclatura ciertamente arbitraria, muy típica en el siglo XIX.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?