GASTRONOMÍA

El secreto de Karlos Arguiñano para que el gazpacho andaluz sea todavía más saludable

El cocinero vasco comparte su particular versión del gazpacho andaluz, una de las recetas más sencillas y socorridas en verano.

Actualizado a
Gazpacho andaluz.

El gazpacho andaluz es una de las recetas más tradicionales de la gastronomía española, propia de la dieta mediterránea, cuando el calor aprieta de verdad. Su consumo en los meses de verano se multiplica y son pocos los hogares o establecimientos que no lo cuentan entre sus propuestas para combatir las altas temperaturas.

Hay quien alberga dudas sobre la idoneidad de triturar los ingredientes por el riesgo que se corre, como sucede en la fruta, de que sus azúcares se transformen en libres, siendo su efecto similar al del azúcar normal, cuyo consumo debe ser moderado. Precisamente El Comidista abordó este asunto recientemente.

Las verduras tienen muchos menos azúcares intrínsecos que las frutas, y muchíiiisimos menos que el dátil (que tiene 25 veces más que el tomate, por ejemplo). Por eso al triturarlas no presentan ese problema de conversión en azúcar libre de los zumos, los batidos o las pastas de frutas secas. Vamos, que puedes seguir tomando gazpachos -o purés, que es el mismo caso- con tranquilidad, teniendo en cuenta un par de detallitos: no ponerles litros de aceite ni kilos de pan, sino dejar que las hortalizas sean las protagonistas absolutas, y alternarlos preferiblemente con otros platos de verduras enteras”, aseguraba Mikel López Iturriaga.

Así pues, partiendo de esta premisa compartimos una receta de Karlos Arguiñano que se caracteriza precisamente por ser un gazpacho sin pan en el que como pide El Comidista, las hortalizas son las verdaderas protagonistas. Ese es el secreto para que sea más saludable.

“Hacer el gazpacho sin pan nos permite disfrutar de una versión más saludable del mismo (74 calorías en 100 ml.), al que, a su vez, podemos quitar una parte del aceite para hacerlo más ligero todavía. Con la base de tomate, pimiento verde, ajo, aceite y agua ya podemos conseguir un resultado exquisito”, comparte el cocinero vasco a través de Cocinatis.

Ingredientes

- 8 tomates pera

- 1/2 pimiento verde italiano

- 1/4 cebolla

- 1/2 pepino

- 1 diente de ajo

- 250 mililitros de agua (1 vaso)

- 1/2 cucharadita de vinagre de manzana (al gusto)

- 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra

- sal

Elaboración paso a paso

- Para hacer esta versión de la receta tradicional del gazpacho andaluz sin pan, comienza por pelar y trocear los tomates pera. Trocea también la cebolla, el pimiento verde, el pepino (pelado) y el diente de ajo.

- Una vez listos todos los ingredientes del gazpacho, añade en una batidora de vaso (o en un bol en su defecto) los tomates, la cebolla, el pimiento verde, el pepino y el ajo. Vierte el agua y el vinagre.

- Con un chorrito de vinagre sería suficiente, pero si quieres conseguir un sabor más intenso siempre puedes añadir un poco más.

- Por último, añade la sal y comienza a triturar. Una vez tengas todos los ingredientes bien triturados, añade poco a poco el aceite de oliva. Hazlo en forma de hilo y sin dejar de batir, así se favorece la textura cremosa del gazpacho.

- Pasa el gazpacho por un colador para retirar las pepitas y los posibles restos de piel para obtener un resultado mucho más suave y cremoso.

- Tapa el gazpacho y deja reposar unas horas en el frigorífico para asentar los sabores. Sirve el gazpacho sin pan bien fresquito y disfruta este verano de la versión del gazpacho tradicional sin pan. Más ligero y saludable para no dejar de cuidarnos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?