RESTAURANTES

El paraíso de los paladares más carnívoros tiene nombre propio: La Taberna de Elia

Un solemne templo de la carne en Pozuelo de Alarcón

Actualizado a
El paraíso de los paladares más carnívoros tiene nombre propio: La Taberna de Elia

Ya hace más de una década que Aurelian Catalin, Cata para los amigos, considerado como uno de los mejores parrilleros de la capital arrancó en la madrileña localidad de Pozuelo de Alarcón su pequeño gran proyecto, La Taberna de Elia. Ya ha llovido mucho desde entonces, y a día de hoy, este entrañable restaurante ha cosechado una merecida fama, fruto de un trabajo meticuloso en constante búsqueda de la calidad. Su principal reto, ofrecer siempre los mejores cortes de carne y elaborarlos con esmero para que el resultado esté a la altura de los paladares más exigentes.

Cata, rumano de nacimiento, pero español de adopción, nos deleita en La Taberna de Elia con unas magníficas carnes, que son las grandes protagonistas de su carta. Materias primas de una calidad excepcional que se saborean en un ambiente sumamente distendido y acogedor, haciendo que el disfrute esté siempre asegurado cuando se visita La Taberna de Elia.

Un restaurante que nos recibe con tres espacios diferenciados. Una agradable barra donde disfrutar de unos maravillosos pinchos y raciones, ideales para compartir, un amplio comedor principal presidido por una llamativa parrilla de carbón, y una encantadora terraza para disfrutar del buen tiempo, mientras saboreamos sus deliciosos platos.

A pesar de que la carta de La Taberna de Elia es bastante amplia, no cabe duda, de que las carnes son las protagonistas indiscutibles. Lo mejor, no sucumbir ante sus apetecibles entrantes para poder disfrutar plenamente de su producto estrella.

En esta ocasión, nosotros comenzamos compartiendo unos formidables berberechos al vapor regados con una sabrosa salsa, receta de la casa, en la que percibimos un toque de vino blanco y ajito. Sensacional para mojar y rebañar hasta la última gota. Continuamos con una insuperable cecina de wagyu, posiblemente de las mejores que hemos probado, que dio paso a unas maravillosas alcachofas coronadas con unas crujientes virutas de jamón. Tiernas, sabrosas y deliciosas, nos condujeron a su famoso pisto de verduras, que elaboran a la brasa, y coronan con un vistoso huevo frito. Delicado y sugerente, compartió protagonismo con unas riquísimas mollejas de ternera con salsa chimichurri casera. Brutales.

Luego pasamos a degustar un fabuloso lenguado a la brasa, antes de pasar a probar las magníficas carnes que sirven en La Taberna de Elia. Cata nos recomendó el lomo bajo de wagyu A5 plus, la carne Simmental y el buey gallego con dos años de maduración. Un verdadero orgasmo gastronómico que acompañamos con unas riquísimas patatas fritas caseras. La única pena... ¡No pudimos llegar al apartado de los postres! La Taberna de Elia se ha convertido en todo un clásico para los amantes de la buena carne. Una cocina de producto, sincera y de calidad, que nunca defrauda. Un magnífico ejemplo a seguir. Un restaurante con nombre propio, La Taberna de Elia.

La Taberna de Elia

Dirección: Vía de las Dos Castillas, 23, 28224 Pozuelo de Alarcón, Madrid.

Teléfono: 911627429

Webwww.latabernadeelia.es

Precio medio: 70€

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?